Escucha esta nota aquí

Buenas noticias para el deporte boliviano. Terminó el Dakar 2021 y en el gran pelotón de participantes dejaron en lo más alto el nombre del país Suany y Leonardo Martínez, los únicos pilotos bolivianos que largaron y terminaron esta competencia, considerada la más complicada y riesgosa del mundo.

Suany cerró su participación, en la categoría cuadriciclos, en el puesto 10 (89h.34’.54”) y, Leonardo, un puesto más abajo (92h.20’.29”). El campeón fue el argentino Manuel Andujar (60h.28’.29”).

Esta edición del Dakar se corrió en territorio árabe y arrancó el pasado 3 de enero. Jeddah fue el punto de partida y de llegada. Este viernes concluyó la dura prueba que tuvo como protagonistas a pilotos de coches, motos, cuadriciclos y camiones de diferentes escuderías. La lucha de las marcas y de los participantes por vencer este intenso desafío fue día a día y en ese grupo estuvieron los dos competidores nacionales.

Padre e hija afrontaron un nuevo reto en este Dakar. Para Suany era la tercera experiencia, pues en la anteriores (2017 y 2018) no le fue bien, en ambas ediciones abandonó. La tercera fue la vencida y con notable éxito, ya que se erige en la primera piloto boliviana en concluir la carrera entre los diez mejores de su categoría.

Leonardo prácticamente fue la sombra de Suany en la ruta y si se quiere, su guardián. Siempre estuvo detrás de su primogénita. Gran mérito de este abanderado boliviano que corre por séptima vez un Dakar (2013, 2016, 2017, 2018, 2019, 2020 y 2021) y cuarta vez que lo corre de principio a fin.

No ha sido fácil para ambos. Cuenta Suany que les pasó de todo. Desde pinchazos de llantas, daños en las estructuras de las máquinas, problemas con los tanques de gasolina, jornadas de intenso calor y frio, propio de una zona árida, pero se libraron afortunadamente de accidentes graves.

"Queremos llegar a la meta pese al desgaste” alentó Suany Y eso pasó. Este viernes subieron padre e hija al podio. Recibieron sus respectivas medallas e hicieron flamear la bandera de Bolivia, un acto emotivo de dos héroes que cumplieron con su misión en el Dakar.

Comentarios