Escucha esta nota aquí

Confirmaron que son las estrellas del ráquetbol boliviano y desde ayer también se convirtieron en la esperanza de conseguir el primer oro para Bolivia en la historia de los Juegos Panamericanos.

El chuquisaqueño Conrrado Moscoso y el cruceño Roland Keller le regalaron al país en su aniversario patrio una medalla de plata, que hoy puede convertirse en dorada si se consagran campeones de la modalidad dobles.

Ayer fue una jornada totalmente cambiante y accidentada en especial para Conrrado, que se recuperó de su derrota en semifinales de la modalidad individual, para volver a intentarlo en dobles, está vez junto a Roland, con quién se conoce muy bien, pues en Toronto 2015 ambos se bañaron de plata. En esa ocasión, el ráquet también le dio dos bronces al país, una en individual por intermedio de Moscoso y otra con ambos integrando el equipo nacional.

En Lima 2019, los primeros en hacer historia fueron los hermanos Noelia y Federico Zeballos, que le dieron al tenis su primera presea de plata en la historia de los Panamericanos.

El segundo lugar fue sorpresivo pues las esperanzas de preseas siempre estuvieron puestas en el ráquetbol, disciplina en la que Bolivia es una potencia. Gracias a este logro, Bolivia suma por primera vez dos preseas de este metal en unos Juegos Panamericanos.

La primera la obtuvo el taekwondista William Arancibia en La Habana 1991, luego en Toroto 2015 se hicieron presentes Conrrado y Roland; ahora ambos repiten el premio y van por más. Para acercarse a la plata, la dupla nacional debió superar primero el partido de cuartos donde demostraron todo su poderío. Los dos no tuvieron problemas para imponerse a los cubanos Maykel Moyet y Enier Chacón, con marcadores de 15-3 y 15-7. Con este resultado ya se habían asegurado el tercer lugar y el bronce.

Ambos no estaban conformes con lo logrado y querían más. Eso sí, no la iban a tener fácil ante los representantes de Costa Rica, Andrés Acuña y Felipe Camacho, que comenzaron ganando por un apretado 15-13. Luego en la segunda cancha se intercalaron en el marcador a favor, hasta que los bolivianos terminaron imponiéndose por 15-12.

Con el 1-1 se fueron a la cancha decisiva para definir al finalista. Roland y Conrrado sacaron todo su potencial y de entrada se pusieron arriba hasta quedar 11-7, resultado que les dio el triunfo y la chance de ir por el oro hoy, en partido a jugarse desde las 9:00. Sus rivales serán los mexicanos Rodrigo Montoya y Javier Mar, que ayer en semifinales se deshicieron de los estadounidenses Charle Pratt y Rocky Carson. Su triunfo también fue difícil (11-15, 15-11 y 11-8) porque comenzaron perdiendo para luego recuperarse y obligar al tercer set, donde terminaron celebrando. Se viene una final imperdible.

Falló en el primer intento El primer intentó para sumar ayer la segunda plata en estos Panamericanos para el país fue de Moscoso, que terminó cayendo en individual por 15-14 y 15-10 contra el mexicano Rodrigo Montoya, actual campeón del mundo y número siete en el ránking planetario.

Ambos ya se conocían bien pues tuvieron un enfrentamiento en el último mundial, competencia en la que también se impuso el mexicano. La primera cancha fue pareja, pero Montoya logró imponerse con lo justo.

En la segunda intentó de nuevo Moscoso, pero la diferencia la hizo su rival gracias a un juego más compacto. El representante nacional no tuvo una previa tranquila, ya que se retrasó por el caos vehicular limeño llegando sobre la hora al encuentro. Su traslado fue largo porque la Villa Deportiva del Callao está al otro lado de la ciudad de Lima. Una vez en el partido también tuvo un susto tras exigirse para salvar un punto, situación que se dio en un momento clave en el que perdió la concentración. Luego vinieron los dos partidos de dobles donde se tomó la revancha.

Cavanagh, eliminado

No logró cumplir su meta de mejorar su tiempo con el que fue inscrito a la prueba de natación de los 100 metros pecho. Santiago Cavanagh se ubicó de séptimo en la serie 4, quedando eliminado en la competencia realizada ayer en el Centro Acuático de Lima.

Santiago, cuyo carril era el siete, cronometró un tiempo de 1’04”71, mayor al 1’04”09, que es el que figura en ficha de inscripción y el que apostaba a superar. En la serie el mejor fue el brasileño Felipe Ferreira Lima, que clasificó a la próxima prueba con 59”91.

Segundo quedó el estadounidense Cody Miller, con 1’00”37, y el tercer lugar fue para el mexicano Mauro Castillo Luna, con 1’01”77. El nadador, que es naturalizado boliviano, compite por el país hace bastante tiempo, en los que solo en dos años dejó de participar.

 

Comentarios