Escucha esta nota aquí

Rafael Nadal (2º ATP) derrotó por la vía rápida este miércoles al estadounidense Mackenzie McDonald (236º) 6-1, 6-0, 6-3 en segunda ronda de Roland Garros, y ya está un paso más cerca de conquistar su 13º título en el Grand Slam parisino.

"Siempre es especial jugar en París, y en la Philippe-Chatrier", reconoció el mallorquín nada más terminar el partido que supuso su triunfo 95º sobre la tierra batida de París.

Con 31 golpes ganadores y sin sufrir un solo 'break' Nadal no gastó excesivas energías antes de su próximo enfrentamiento, ante el italiano Stefano Travaglia (74º), quien dio la sorpresa al imponerse al japonés Kei Nishikori (35º) al término de una batalla de casi cuatro horas (6-4, 2-6, 7-6, 4-6, 6-2).

Nadal parece empeñado en que su juego en esta edición otoñal de Roland Garros desmienta sus palabras previas al torneo, con las que puso en duda su rendimiento en una edición con diferentes condiciones climáticas y nuevas pelotas de juego.

'Condiciones asumibles'

"Sí que es verdad que hoy no hacía tanto frío, no es que sea la bola más viva del mundo, pero no se siente una piedra en la raqueta, el problema es cuando hace frío", afirmó Nadal en conferencia de prensa.

"Con esta temperatura no es lo ideal, pero ya lo firmaría con estas condiciones, no son extremas como otros días, son asumibles para todos", añadió, más optimista.

Nadal sólo cedió cuatro juegos este miércoles, con solo 15 faltas directas, apuntándose siete de las ocho bolas de break de las que dispuso. Todo ello en 1 hora y 40 minutos.

En la reanudación del circuito ATP a mediados de agosto luego de cinco meses de interrupción forzada debido a la pandemia de covid-19, 'Rafa' prefirió renunciar a la gira estadounidense Cincinnati-US Open, concentrados ambos en Nueva York.

Su vuelta a las pistas para disputar un partido oficial fue pues hace dos semanas en Roma, donde el argentino Diego Schwartzman cortó su camino en cuartos de final, con lo que Nadal solo pudo prepararse para su torneo fetiche con apenas tres partidos.

"He ganado dos partidos en tres sets (en lo que va de Roland Garros). Cuando ganas con resultados como el de hoy mal no está, quiere decir que no cometes muchos errores y consigues marcar diferencias. Esto es una cosa positiva, sé que en la siguiente ronda me van a exigir más y necesito está preparado para ello", señaló Nadal.

En caso de conquistar una vez más Roland Garros, Nadal igualaría el récord de 20 coronas en Grand Slam que ostenta el suizo Roger Federer.