Escucha esta nota aquí

Los medios la denominaron de diferente manera: “La última canasta imposible de Curry te dejará sin palabras”, “El jugador de los Warriors sigue sacándose de la chistera canastas increíbles” y “Hoy, en las locuras de Stephen Curry”. Se trata de la jugada acrobática de Stephen Curry, en la victoria de Golden State Warriors sobre San Antonio Spurs (91 - 114).

Curry, a los dos minutos del inicio del partido, dejó en el camino a DeMar DeRozan con una finta (movimiento de engaño que confunde al defensa haciéndole perder su efectividad) y se dirigió al arco. Pisó la zona pintada y, enfrentándose a Rudy Gay y Lonnie Walker, giró en el aire, sin mirar la canasta –de espalda-, lanzó la pelota con su mano derecha para anotar el doble.

Con esta majestuosidad, Curry demuestra que está volviendo a su mejor nivel. “Ha sido divertida, no sé en qué lugar del ránking va, pero está muy arriba. Tuve que improvisar. No sé cómo explicarlo”, comentó Curry a la prensa local.

Comentarios