Escucha esta nota aquí

Nick Kyrgios protagonizó un escándalo en el Masters 1000 de Roma y fue descalificado del torneo. El jugador australiano, número 36 del ranking ATP, tuvo una furiosa reacción en su partido de segunda ronda ante el joven noruego Casper Ruud. Fue descalificado por conducta antideportiva.

El hecho se dio en el tercer set, el juego estaba igualado. Krygios, que había perdido el primero pero igualó en el segundo (3-6 y 7-6). Estaba por 1-2 abajo en el tercer parcial por un 'penalty game' del juez de silla, dadas sus reiteradas protestas. Inmediatamente después de recibir la advertencia, el australiano de 24 años se volvió loco.

Primero rompió su raqueta contra el suelo. Llegó a su banquillo pateando botellas y después lanzó una silla al medio de la cancha. Kyrgios inició una fuerte discusión con el juez de silla y el supervisor. Agarró su bolso y se fue de la cancha, siendo descalificado. El noruego Rudd avanzó a los octavos de final, donde enfrentará al argentino Juan Martín Del Potro.