Escucha esta nota aquí

La normativa que determina las características de las zapatillas de atletismo será un poco más restrictiva a partir de los Juegos de París-2024, anunció este jueves la Federación Internacional (World Athletics).

El consejo de la instancia ha enmendado su reglamento para 2022 (las reglas provisionales tenía vigencia hasta el 31 de diciembre próximo), decidiendo especialmente que el grosor de la suela de puntas (calzado para la pista) será de un máximo de 20 mm para todas las disciplinas a partir de noviembre de 2024, tras la cita olímpica en París, dejando así tiempo a los fabricantes a prepararse.

Actualmente, las suelas pueden llegar a tener 25 mm de grosor para el triple salto y para todas las carreras a partir de los 800 metros.

El atletismo internacional está viviendo una revolución tras la llegada, a partir de 2016 para las carreras en carretera y en 2019 para la pista, de una nueva generación de zapatillas con las suelas más gruesas, realizadas mayoritariamente con placas de carbono y espumas revolucionarias.

Esta nueva tecnología, poco reglamentada, ha permitido una mejora general de los resultados, lo que ha levantado preguntas sobre la igualdad entre los deportistas y la credibilidad de numerosos récords del mundo que se han batido desde entonces.

"El objetivo principal del grupo de trabajo sobre las zapatillas en atletismo ha sido encontrar una solución a largo plazo al equilibrio entre equidad e innovación", escribió World Athletics en su comunicado.

Entre las novedades del reglamento, los atletas no podrán deshacerse de su calzado justo después de la competición, entregándolo por ejemplo al 'staff' con el fin de que pueda ser controlado.

Comentarios