Escucha esta nota aquí

Altas dosis de rugby en noviembre-diciembre en Europa: tras el Torneo de las Seis Naciones, viene la Copa de Otoño de Naciones, una nueva competición con ocho equipos para intentar contrarrestar las consecuencias de la pandemia de covid-19, una competición que comienza el viernes con un duelo Irlanda-Gales.

Los otros tres partidos de la primera jornada deben oponer a Italia contra Escocia en Florencia, Inglaterra frente a Georgia en Londres, el sábado, así como Francia-Fiyi, el domingo en Vannes.

En un mundo sin coronavirus, las selecciones del Hemisferio Norte juegan menos partidos en principio en el otoño boreal, pero la anulación de las giras de verano empujaron a las naciones concernidas a imaginar un torneo sustituto.

¿Objetivos? Permitir no solo a los equipos jugar, sino también a las federaciones, afectadas financieramente por la pandemia, reflotar sus ingresos.

Las federaciones deberán contentarse con los ingresos ligados a los derechos de televisión, ya que la segunda ola de covid-19 obligó a los organizadores a programar el conjunto de los partidos a puerta cerrada.

Japón, organizador del Mundial de 2019, debía participar, pero los dirigentes de los "Brave Blossoms" anularon todo para 2021, debido al contexto sanitario. 

Es por tanto Georgia la que acompaña a Fiyi junto a los equipos del Seis Naciones. Con un inmenso desafío de entrada para los "Lelos", que quieren crecer: el XV de la Rosa, reciente ganador del Torneo de las Seis Naciones.

Irlanda y Gales completan el grupo de Georgia. 

La otra llave está compuesta por Fiyi, Italia, Escocia y Francia, que estuvo cerca de una primera victoria en el Torneo de las Seis Naciones desde el Grand Slam ganado en 2010. 

Inglaterra, ganadora del Seis Naciones, empatada a puntos con Francia, se llevó la competición debido a una mejor diferencia de puntos general. 

El partido inaugural del viernes en Dublín será la ocasión de reflotar para Irlanda y Gales. 

Al perder con Francia, Irlanda se quedó sin la victoria final en el Torneo de las Seis Naciones. Gales, que defendía el título, terminó penúltimo del Seis Naciones, tras perder en casa con Escocia (14-10).

El equipo galés se mide a Italia, abonada a la última plaza del Seis Naciones, pero no podrá contar con los aperturas Finn Russell y Adam Hastings, bajas por lesión para toda la competición. Duncan Weir será el apertura en Florencia. 

Tras tres jornadas de fase de grupos, la Copa de Otoño terminará el fin de semana del 5 y 6 de diciembre con los partidos de eliminatorias.