Escucha esta nota aquí

El francés Sébastien Ogier (Toyota) superó a su compatriota Sébastien Loeb (M-Sport Ford) en la primera especial del Rally de Montecarlo, este jueves, la primera con los motores híbridos a partir de ahora utilizados en el Mundial (WRC), que arrancó así su temporada de 2022.

Tras los 15,2 kilómetros de la primera especial nocturna en el departamento francés de Alpes-Marítimos, Ogier superó a Loeb en 5,4 segundos y al británico Elfyn Evans (Toyota) en 9,3 segundos.

Con la motorización híbrida, los coches se benefician puntualmente de un 'boost' de potencia suplementaria, especialmente en el arranque de una especial.

Por contra, los coches son 70 kg más pesados debido a la batería, para un mínimo de 1.260 kg sin los tripulantes.

Algunos tramos de unión entre las especiales cronometradas tendrán que efectuarse en modo eléctrico.

En la ceremonia de inicio del Rally en el casino de Mónaco, Ogier tuvo un primer problema: al contrario que sus competidores no consiguió arrancar el modo eléctrico y tuvo que hacer funcionar el motor térmico.

Comentarios