Escucha esta nota aquí

Aparición pública y posterior videollamada con el presidente del COI Thomas Bach: la estrella china del tenis Peng Shuai reapareció este domingo, aunque con ello no se resuelven del todo las dudas sobre su situación personal cuando la presión internacional aumenta para tratar de ayudarla.

El COI señaló en un comunicado que la tenista "explicó que estaba sana y salva, pero que le gustaría que su vida privada fuera respetada", señaló la institución sobre una videollamada que duró 30 minutos en la que además participaron la presidenta de la comisión de atletas, Emma Terho, y la china Li Lingwei, que también pertenece al COI.

Se trata del primer intercambio directo entre la jugadora y algún responsable deportivo de fuera de China desde que 'nació' el caso.

Según el COI, la jugadora indicó que "prefiere pasar tiempo con sus amigos y su familia actualmente".

"Estoy aliviada por ver que Peng Shuai va bien, era nuestra mayor preocupación", añadió Emma Terho en el comunicado.

Antes Peng apareció en un torneo infantil, según un vídeo y las fotos divulgadas en el perfil oficial del Abierto de China en la red social Weibo. Se trataría de su primera aparición oficial desde que su denuncia de abuso sexual fue censurada en la internet de China.

Peng Shuai, de 35 años, antigua número uno del mundo en dobles, no se ha manifestado públicamente desde que acusó a principios de noviembre a Zhang Gaoli, un poderoso exdirigente del Partido Comunista chino 40 años mayor que ella, de haberla obligado a mantener relaciones sexuales.

Tras denuncias internacionales de gobiernos y estrellas del tenis, los medios oficiales chinos han divulgado una oleada de imágenes para indicar que Peng está en buenas condiciones.

Un video del evento del domingo, tuiteado por el editor del diario Global times, Hu Xijin, muestra a Peng de pie en un estadio entre un grupo de invitados cuyos nombres eran anunciados por altavoz.

Un periodista del Global Times tuiteó otro video en el que aparece Peng firmando autógrafos para niños en lo que parece ser el mismo estadio, antes de posar con ellos para unas fotos. 

Los videos se suman a otras imágenes divulgadas por Hu la noche del sábado, el primero de los cuales muestra a Peng entrando en un restaurante con un abrigo, gorro y mascarilla.

Se observa un rótulo que dice Beijing Yibin Guesthouse, un restaurante de Pekín propiedad del gobierno local de Sichuan.

La AFP no pudo verificar la autenticidad de los videos.

Hu tuiteó en inglés que el segundo video muestra a "Peng Shuai cenando con su entrenador y amigos en un restaurante. El contenido del video claramente muestra que fueron tomados el sábado hora de Pekín".

La conversación giró en torno a "partidos de tenis". Un hombre sentado con Peng y dos mujeres dijo "mañana es el 20 de noviembre", pero una de las mujeres lo corrige diciendo "es el 21", para dar a entender que el video fue grabado el sábado.

Peng se nota relajada en el video tomado en horas de la noche con un teléfono móvil.

- "Insuficiente" -

El mensaje de Peng contra Zhang fue la primera denuncia de este tipo que afecta a un miembro del alto mando del Partido Comunista de China.

Estuvo colgado brevemente a comienzos de noviembre en la cuenta oficial de la jugadora en Weibo (equivalente a Twitter en China), antes de ser censurado en el país asiático.

En el mensaje, atribuido a Peng Shuai pero cuya autenticidad no pudo ser verificada por la AFP, la tenista indicaba que Zhang Gaoli reanudó el contacto con ella cuando se retiró de la política en 2018, evocando una encuentro sexual forzado.

Desde esas acusaciones, la suerte de Peng Shuai suscita numerosos interrogantes.

Steve Simon, presidente de la WTA, que gestiona el circuito femenino de tenis, consideró "insuficientes" los videos para demostrar que Peng Shuai se encuentra con buena salud, ya que las imágenes no demuestran si la tenista "es libre en sus decisiones y sus acciones".

"He dejado claro lo que debe ocurrir, nuestra relación con China está en una encrucijada", agregó el presidente de la WTA, organización que ha amenazado con terminar contratos lucrativos con China si no recibe información sobre el estado de salud y el paradero de Peng. 

La ONU pidió pruebas de que se halla sana y salva, mientras la etiqueta #WhereisPengShuai (#DóndeestáPengShuai) se expandió como la pólvora por las redes sociales.

Y, el sábado, el Ministerio británico de Relaciones Exteriores también urgió a China a aportar "evidencia verificable" sobre la "seguridad y la ubicación" de la tenista.

Entretanto, cuatro fotos de la tenista fueron publicadas la tarde del viernes en la cuenta de Twitter @shen_shiwei, identificado como "medio afiliado al Estado chino" por la red social.

La AFP no pudo establecer de manera independiente en qué momento fueron tomadas esas fotos.

Después de las fotos comenzaron a divulgarse los videos que aparecieron sábado y domingo, mientras el gobierno chino se ha negado a comentar sobre el caso.

El caso Peng Shuai está censurado en China y el entorno de la tenista no quiso pronunciarse al respecto.

El antiguo vice primer ministro Zhang Gaoli, quien fue de 2013 a 2018 uno de los siete dirigentes políticos más poderosos de China, no reaccionó públicamente a las acusaciones. 

Numerosos tenistas se han referido al caso en los últimos días para reclamar noticias de la jugadora. Los últimos fueron el sábado Roger Federer y Rafael Nadal, quienes desearon en declaraciones a medios europeos que la campeona "esté bien" y apelaron a la unión "de la familia del tenis".

Comentarios