Escucha esta nota aquí

Maria Sharapova se clasificó este domingo para la segunda ronda del torneo WTA de Madrid al ganar a la croata Mirjana Lucic-Baroni, 20ª jugadora del mundo, en tres sets 4-6, 6-4, 6-0.

Tras dos primeras mangas muy disputadas, la croata, de 35 años, se vino completamente abajo en el último set, multiplicando sus dobles faltas y sus errores. En la siguiente ronda, Sharapova se enfrentará a la canadiense Eugénie Bouchard, que ganó el sábado a la francesa Alizé Cornet. Bouchard había calificado de "tramposa" a Sharapova la pasada semana y considerado que debería haber sido suspendida de por vida tras su positivo por Meldonium en el Abierto de Australia en 2015.

La canadiense añadió que "tendría un poco más de motivación" si tuviera que enfrentarse a la rusa lo que parece augurar un partido a cara de perro. "Mi tenis habla por sí mismo, y es en lo que me centro", dijo Sharapova, de 30 años.

Pese a la controversia por la decisión de dar una invitación a la tenista rusa, Sharapova fue muy bien acogida por los escasos espectadores en la pista central de la Caja Mágica, sede de la competición madrileña.

Sharapova participa en su segundo torneo tras su vuelta a la competición después de 15 meses de suspensión por dopaje. En su vuelta a finales de abril, la antigua número uno del mundo, que cayó a la 262ª plaza de la clasificación WTA, había alcanzado la semifinales del torneo de Stuttgart, donde fue eliminada por la francesa Kristina Mladenovic.

Su participación en el torneo de Roland Garros todavía no es segura. Los organizadores del torneo francés tienen previsto anunciar su decisión respecto a una posible invitación el 16 de mayo.

Comentarios