Escucha esta nota aquí

¿Puede un deportista dar positivo en un control antidopaje como consecuencia de un simple y breve contacto en la piel? Es lo que asegura el periodista alemán Hajo Seppelt en un documental difundido el sábado por la cadena alemana ARD, a partir de una experiencia llevada a cabo por la Universidad de Colonia.

Periodista de investigación que reveló una parte del escándalo de dopaje en el atletismo ruso a finales de 2014, Hajo Seppelt ha estudiado esta vez el caso inverso, el de deportistas controlados positivos a una sustancia prohibida que fueron luego absueltos.

Y parte de una suposición: ¿Se puede contaminar a un rival simplemente tocándole, dándole la mano o una palmadita cariñosa, sin que ese atleta se de cuenta? ¿Puede ese gesto provocar un caso positivo?.

Para tratar de encontrar una respuesta, un equipo de investigadores de la Universidad de Colonia reclutó 12 hombres de 18 a 40 años, que fueron expuestos a cuatro anabolizantes (en cantidades suficientemente pequeñas para no poner en riesgo su salud) por un breve contacto en la piel: en la palma y en el dorso de la mano, en la nuca y en el brazo.

Después, los participantes proporcionaron muestras de orina una y seis horas después del contacto, así como todos los días hasta 14 días después del contacto. La experiencia fue aprobada por el Comité de Ética de la Universidad de Colonia y el director del estudio, Martin Jübner, desea publicar los resultados en una revista científica.

El laboratorio antidopaje de Colonia, homologado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y mundialmente reconocido, procedió al análisis y los resultados fueron clarificadores: las muestras de una hora después del contacto de algunos participantes contenían restos de anabolizantes.

Restos de sustancias prohibidas también fueron detectados en todos los participantes un día después del contacto y en los 14 días que lo siguieron.

En total, se detectó la presencia en la orina de las cuatro sustancias prohibidas en el experimento en 222 análisis.

- Defensa imposible -

"Si las muestras hubiesen sido de deportistas, con toda probabilidad hubiesen derivado en un control positivo. Se habría abierto entonces un proceso por infracción a las reglas antidopaje que habría sido sancionado", declaró en el documental el director del laboratorio de Colonia, Mario Thevis.

Oro problema es que "no se puede demostrar o aceptar que la sustancia ha sido administraba por la piel; solo se encontraría el anabolizante en el cuerpo" y no en aquella zona del cuerpo donde se haya administrado.

En la lucha contra el dopaje, un control positivo es suficiente para sancionar a un deportista, que debe luego tratar de demostrar su inocencia. Un principio que, según el presidente de la AMA Witold Banka, "protege a los atletas" y constituye para el presidente del Comité Olímpico Internacional Thomas Bach la "clave de una lucha contra el dopaje eficaz".

"Si es tan extremo que no es perceptible y que un acto de sabotaje es posible, podría haber una infracción a los Derechos del Hombre con la sanción", asegura en el documental Angelika Nussberger, antigua vicepresidente del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos.

"No habría la menor chance de aportar la prueba contraria, porque nadie se puede acordar de quien le ha podido tocar", precisa.

"La consecuencia seria que las reglas correspondientes deberían modificarse" para que el deportista positivo tenga una oportunidad de defenderse, insiste.

Comentarios