Escucha esta nota aquí

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull) se impuso en el GP de España de Fórmula 1 este domingo y se colocó líder de la clasificación general de pilotos en detrimento del monegasco Charles Leclerc (Ferrari), que tuvo que abandonar por un problema mecánico.

Precedente líder del Mundial, el piloto de la Scuderia era líder aventajado respecto a sus perseguidores, el británico George Russell (Mercedes) y Verstappen, cuando su monoplaza comenzó a perder potencia.

En la sexta carrera de la temporada, el otro Red Bull del mexicano Sergio Pérez y Russell, segundo y tercero respectivamente, completaron el podio.

"Perdí potencia del motor, y a partir de ahí tuve que detenerme (...) Es así, eso pasa, desde el principio del año no hemos tenido un solo problema", reaccionó Leclerc al micrófono de Canal +.

Aunque la situación "duele, hay al menos muchas cosas positivas, logramos solucionar los problemas de degradación de los neumáticos, fue realmente la respuesta que esperábamos", relativizó.

En el circuito de Montmeló, en Barcelona, Verstappen logró la 24ª victoria de su carrera y la cuarta esta temporada, después de los GP de Arabia Saudita, Emilia Romaña en Italia y Miami.

"Tuvimos un comienzo difícil, ¡pero un buen final! Traté de mantenerme concentrado. No es agradable cuando pasan cosas sí. Estoy feliz por haber ganado y feliz por 'Checo' (Pérez). Es un gran resultado para el equipo", afirmó el piloto neerlandés.

En la general, Verstappen cuenta con 110 puntos, por 104 de Leclerc y 85 de Sergio Pérez.

Ese último, segundo de la carrera, dejó el liderato a Verstappen por consigna de equipo.

"Fue reñido y estoy feliz por el equipo, pero debemos hablar más tarde", indicó el mexicano, lo que fue interpretado como un cierto malestar por lo ocurrido.

Antes de esta carrera, Verstappen figuraba a 19 puntos de Leclerc, el hombre que dominó los ensayos libres y que había logrado la 'pole' el sábado.

- Carlos Sainz Jr, cuarto -

El español Carlos Sainz, en tercer puesto de la parrilla pero que no realizó una buena salida, finalizó en cuarto puesto y salvó los muebles para Ferrari, que de paso perdió el liderato del Mundial de constructores en beneficio de Red Bull.

Tras haber partido desde la quinta posición en la parrilla, el británico Lewis Hamilton sufrió un choque con el Haas del danés Kevin Magnussen en los primeros compases de la carrera, incidente que llevó a los dos pilotos a boxes. Aun así firmó un quinto puesto... ¿un aviso de que Mercedes está de regreso?

La escudería vigente campeona mundial, en dificultades desde el inicio de la temporada, aprovechó el circuito catalán, que pilotos y escuderías conocen muy bien tras una treintena de Grandes Premios desde 1991 y los ensayos de pretemporadas anuales entre 2014 y 2020, y en 2022, para aportar una serie de mejoras a sus monoplazas, que parecen dar sus frutos.

El finlandés Valtteri Bottas firmó una sexta posición al volante de su Alfa Romeo, seguido del Alpine del francés Esteban Ocon, que había comenzado duodécimo en la parrilla.

El otro Alpine, el del español Fernando Alonso, fue noveno en este Gran Premio.

La carrera en Montmeló estuvo marcada por las altas temperaturas, de 35 grados centígrados en el aire y 45 grados centígrados en la pista.

La próxima cita del Mundial de F1 será el Gran Premio de Mónaco, el domingo 29 de mayo en un circuito urbano en el Principado.

Comentarios