Escucha esta nota aquí

La muerte violenta de al menos diez mujeres en las pasadas cuatro semanas ha provocado una ola de indignación en Sudáfrica, donde la Policía ha establecido un equipo especial de trabajo para investigar los crímenes.

Las últimas tres víctimas conocidas, de entre 24 y 28 años, fueron halladas muertas con signos de haber sido violadas este fin de semana en el antiguo gueto negro de Johannesburgo, Soweto, informa hoy el diario The Star.

Sus restos mortales fueron reconocidos el martes por familiares.

Una de ellas era Lerato Moloi, de 27 años, lesbiana y que fue violada antes de su asesinato, lo que ha llevado a activistas homosexuales a sospechar que la joven sufrió lo que se conoce en Sudáfrica como "violación correctiva".

Las "violaciones correctivas" son perpetradas por hombres que pretenden "curar" la homosexualidad de las mujeres.    

Dos hombres han sido detenidos en relación con el asesinato de Moloi.

Estos nuevos asesinatos se producen días después del arresto el jueves pasado del novio de Karabo Mokoena, la joven de 22 años cuyo cadáver fue encontrado quemado el 29 de abril en un descampado de Johannesburgo.

Según la Policía, Sandile Matnsoe, de 27 años, mató a Mokoena en su casa de Sandton (Johannesburgo), después de tener una fuerte discusión con ella en una discoteca.

   La Fiscalía -que acusa al joven de asesinato premeditado- sostiene que Mantsoe llevó el cuerpo de su novia a un descampado y le prendió fuego para desfigurarlo.

Cinco de los asesinatos registrados en los últimos 30 días se han producido en la provincia de Gauteng (donde se encuentran Johannesburgo y Pretoria).

El resto de los crímenes ocurrieron en las provincias del Noroeste, Free State, Kwa-Zulu Natal y Limpopo.

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, ha condenado los asesinatos y ha mostrado su preocupación por los niveles de violencia que sufren las mujeres y los niños en el país.

"Nos preocupa especialmente que en la mayoría de estos ataques ocurren a manos de miembros de la familia o, en el caso de las mujeres, de sus compañeros sentimentales", declaró el presidente.

Según estadísticas oficiales, una media de más de 50 personas mueren cada día de forma violenta en Sudáfrica. El país tiene también uno de los índices de violaciones más elevados del mundo, según los expertos

Tags

Comentarios