Escucha esta nota aquí

Dieciséis personas murieron el domingo en el accidente de un avión que transportaba a paracaidistas civiles en el centro de Rusia y que se partió en dos por el impacto. La tragedia ocurrió por la mañana, cerca de la ciudad de Menzelinsk, en la República de Tartaristán (Volga).

El avión, fabricado en la República Checa y de tipo L-410, se estrelló unos 20 minutos después del despegue, según las autoridades locales, que afirmaron que la tripulación detectó una avería en el motor.

“Seis personas fueron rescatadas, 16 no presentaban signos vitales”, informó el ministerio de Situaciones de Emergencia ruso.

La aeronave pertenecía a un club local de la organización paramilitar Dosaaf, que brinda asistencia para el ejército, la aviación y la marina, según la agencia de prensa rusa Interfax.

Entre quienes siguieron una formación en los aeródromos de Dosaaf figuran el primer hombre en viajar al espacio, Yuri Gagarin, y la primera cosmonauta, Valentina Tereshkova. “No hay ningún reproche que hacer al aeroclub, somos los mejores (...), los cosmonautas entrenan aquí”, declararon representantes de Dosaaf.

Los sobrevivientes del siniestro son seis paracaidistas que iban sentados en la parte trasera del aparato y llevaban casco.

Los accidentes aéreos en Rusia aún son frecuentes, a pesar de mejoras implementadas en la seguridad en la aviación.

Comentarios