Escucha esta nota aquí

Argentina y sus acreedores endurecieron sus posturas y alejaron la posibilidad de un acuerdo esta semana para reestructurar unos 66.000 millones de dólares de deuda en bonos emitidos bajo legislación extranjera. 

Uno de los grupos de acreedores de deuda argentina, que comprende 13 fondos internacionales, advirtió la noche del martes que rechazan las propuestas del gobierno y evalúan reclamar su pago en los tribunales de Nueva York. 

"Dado el fracaso de las negociaciones, nuestro grupo está considerando todos los derechos y recursos legales disponibles", declaró el Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos Argentinos en un comunicado.

"A pesar de que realizamos mejoras adicionales a la propuesta, las autoridades han elegido permanecer en incumplimiento de pagos (default), incrementando los riesgos de deterioro económico en una economía que tiene necesidades urgentes de nuevas inversiones y acceso a los mercados internacionales de capital", añadió el grupo que desde abril participa en las tratativas para un canje de deuda con Argentina.

El gobierno de centro-izquierda de Alberto Fernández confiaba en sellar un acuerdo esta semana, con la presentación de una "oferta final" el martes pasado. Sin embargo, las expectativas se desmoronaron.

"Vamos a pagar en la medida en que podamos, ni un milímetro más. Y en eso soy inflexible, porque conozco como están las finanzas del mundo. No le pueden exigir a Argentina lo que al mundo no le exigen", advirtió el presidente.

El país, uno de los principales exportadores de alimentos del mundo, se encuentra en recesión desde 2018 y se prevé que su economía sufrirá aún más este año por efecto de la pandemia del nuevo coronavirus, con un estimado de caída del PIB de 6,5%.

"BlackRock (uno de los fondos que integra AdHoc) está funcionado como tapón del acuerdo", acusó bajo anonimato una fuente del gobierno.

En ese contexto, "es altamente improbable que (un acuerdo) se resuelva antes del viernes", cuando vence el plazo para que los acreedores adhieran al canje, destacó en declaraciones a la AFP.

De todas maneras, señaló que "hay muchos acreedores que están en un punto de encuentro con el gobierno".

Mientras el Ministerio de Economía argentino se mantiene firme en sostener una tasa de recuperación no superior a 50 dólares por cada 100 dólares del valor facial de los bonos, el Grupo Ad Hoc no renuncia a los 55 dólares.

Argentina tiene una deuda de 44.000 millones de dólares con el FMI. La deuda pública argentina totaliza unos 324.000 millones de dolares, equivalentes a casi 90% de su Producto Interno Bruto.

El país entró técnicamente en default el 22 de mayo, cuando incumplió el pago de 500 millones de dólares de tres bonos sujetos al canje. (18 JUN 2020)