Escucha esta nota aquí

Al menos 20 tortugas murieron este domingo en una playa de Bangladés, donde habían quedado atrapadas en residuos plásticos, indicaron las autoridades y grupos de defensa del medioambiente.

Según los habitantes, varias olas de residuos plásticos, formadas por botellas, redes de pesca y boyas, llegaron a la playa el sábado y dejaron atrapadas a las tortugas, muchas de las cuales pudieron ser rescatadas.

Según el departamento forestal de Bangladés, se trata de la primera vez que un gran volumen de plástico llega a esta playa de 120 kilómetros, situada en el Golfo de Bengala.

"Centenares de habitantes acudieron a la playa desde la mañana para rescatar a las tortugas heridas", dijo un portavoz del departamento. "Enterramos a las que estaban muertas y estamos intentando liberar a las demás y devolverlas al mar", añadió.

La organización Plastic Bank Bangladesh indicó por su parte que sus voluntarios encontraron y enterraron a al menos 20 tortugas oliváceas que estaban entre unas 50 toneladas de residuos plásticos esparcidos en una zona de diez kilómetros en la playa, en Cox's Bazar.

"En mi vida había visto tantas tortugas muertas en la playa ni tal cantidad de plástico en la playa", dijo el pescador Jashim Uddin.

Según el experto bangladesí en tortugas Shahriar Caesar Rahman, de la ONG Creative Conservation Alliance, la mayoría de las tortugas tenían al menos 30 años de edad.

"Las tortugas suelen quedarse atrapadas en inmensos pedazos de plástico que flotan en el mar y acaban muriendo ahogadas. Esto parece ser un caso similar", dijo.

Cada año llegan al Golfo de Bengala unas 26 toneladas de residuos procedentes de los barcos y de los países vecinos, según Moazzem Hossain, de la asociación local Save the Nature Bangladesh.