Escucha esta nota aquí

Al menos 49 personas murieron en el sismo que azotó el viernes el oeste de Turquía y la posibilidad de encontrar supervivientes es cada vez menor, indicó un nuevo balance de la agencia de Gestión de Emergencias y Desastres (AFAD).

En total 896 personas resultaron heridas a causa del sismo que por otra parte dejó dos adolescentes muertos en Grecia.

El sismo de magnitud 7, según el Instituto Geofísico de Estados Unidos (USGS), y de magnitud 6,6, según las autoridades turcas, se produjo el viernes por la tarde en el mar Egeo, al suroeste de Esmirna, la tercera mayor ciudad de Turquía, y cerca de la isla griega de Samos.

En Bayrakli, la ciudad turca más golpeada, los equipos de rescate seguían buscando posibles supervivientes entre los escombros de ocho edificios derrumbados, indicó la AFAD.

Según un socorrista, al menos diez personas podrían estar bloqueadas bajo los escombros.

Durante la noche, un hombre fue hallado vivo tas haber pasado 33 horas sepultado bajo las placas de cemento, indicó la prensa.

Muchos habitantes de la ciudad pasaron una segunda noche consecutiva en tiendas de campaña instaladas en las calles por miedo a las réplicas del sismo.

El sismo fue tan fuerte que se sintió hasta en Estambul y Atenas. Además, provocó un minitsunami que inundó las calles de Seferihisar, ciudad turca situada cerca del epicentro, y barrió las costas de Samos.

En Grecia dos jóvenes murieron y nueve personas resultaran heridas en la isla de Samos, donde se registraron importantes daños materiales, según las autoridades.