Escucha esta nota aquí

El número de víctimas por las intensas tormentas de la provincia china de Jiangsu aumentó a 78 muertos y cerca de 500 heridos, 200 de ellos de gravedad, según anunció hoy el Ministerio de Asuntos Civiles.

Lluvias muy intensas, vientos racheados, tormentas de granizo y hasta un tornado afectaron a varias zonas de la ciudad de Yangcheng y causaron el derrumbamiento de muchas viviendas, informó la agencia
oficial Xinhua.

El temporal, con vientos de hasta 125 kilómetros por hora, afectó a varias comunas de los condados de Funing y Sheyang, en las afueras
de Yangcheng, desde las 14.30 GMT (06.30 GMT), según detallaron las
autoridades locales en un comunicado.

El Consejo de Estado chino (Ejecutivo central) envió a la zona a un grupo de trabajo encabezado por el viceministro de Asuntos Civiles, Dou Yupei, para coordinar las tareas de rescate y auxilio a las víctimas.

También se ha enviado a Yangcheng material de primeros auxilios, incluyendo un millar de tiendas de campaña.

El temporal llegó después de que el Servicio Meteorológico de China emitiera hoy una alerta para una amplia zona del suroeste y noroeste del país (pero no a Jiangxu, que está al este) por posibles desastres debido a la meteorología extrema.

En la última semana, más de 120 personas han muerto en distintas
regiones de China debido a las fuertes tormentas veraniegas, que han
causado sobre todo inundaciones, corrimientos de tierra y derrumbes
de viviendas.