Escucha esta nota aquí

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, rebautizó la calle que pasa frente a la Casa Blanca como "Black Lives Matter" (Las vidas negras importan), el lema de las protestas por la muerte de George Floyd que fue pintado con enormes letras amarillas sobre el pavimento por activistas. 

La ola de protestas que agita Estados Unidos comenzó tras la muerte de Floyd el 25 de mayo, cuando un policía blanco lo inmovilizó presionando su cuello hasta la asfixia tras haberlo acusado de pagar con un billete falsificado en una tienda. 

Bowser, perteneciente al Partido Demócrata, está enfrentada con el presidente Donald Trump desde que el mandatario utilizó las fuerzas del orden federales para reprimir una manifestación delante de la Casa Blanca el lunes para tomarse una foto delante de una iglesia que fue dañada durante otra protesta.

"La sección de la calle 16 frente a la Casa Blanca ahora se llama oficialmente 'Black Lives Matter'", dijo la alcaldesa.

Esta esquina es significativa porque es el lugar donde se produjo la represión de los manifestantes pacíficos que el lunes fueron dispersados con gas lacrimógeno por fuerzas del orden estatales ajenas a la municipalidad, lo que desató las críticas de Bowser. 

La capital estadounidense no pertenece a ningún estado y tiene una jurisdicción especial como Distrito de Columbia, sin senadores y con representantes sin derecho a voto en la Cámara Baja. 

En Twitter la alcaldesa publicó una foto del pavimento con la leyenda "Black Lives Matter" y le dedicó un mensaje a Breonna Taylor, una mujer que murió tiroteada en su propia casa por la policía de Kentucky.

"Breonna Taylor, en tu cumpleaños levantémonos con determinación, con determinación para hacer de Estados Unidos la tierra que debía haber sido", dijo Bowser. 

Rose Jaffe, una artista que forma parte del colectivo que pintó el mensaje en el pavimento, contó a la AFP que la acción busca "retomar las calles de DC".

Pero la activista dijo que espera que la alcaldesa haga más que gestos y que tome acciones con respecto a problemas como la rendición de cuentas de la policía.