Escucha esta nota aquí

Los Óscar de este año se transmitirán en directo y "en persona" desde múltiples lugares, dijo el miércoles la Academia, mientras los detalles de la gran noche de Hollywood, retrasada por la pandemia, comienzan a tomar forma.

En las últimas décadas, los premios de la Academia se han celebrado en el Teatro Dolby de Los Ángeles, pero como la segunda ciudad más grande de Estados Unidos sigue bajo las restricciones del covid-19, la ceremonia se está "adaptando a los requisitos de la pandemia", dijo un portavoz.

"Para crear el espectáculo en persona que nuestra audiencia global quiere ver...la ceremonia se retransmitirá en directo desde múltiples locaciones, incluyendo el emblemático Teatro Dolby", señalaron en un comunicado a AFP.

La 93ª edición de los premios de la Academia será "una edición de los Óscar como ninguna otra, dando prioridad a la salud pública y a la seguridad de todos los participantes", añadió el portavoz.

No se ofrecieron más detalles sobre la ceremonia, que cierra la larga temporada de premios de Hollywood.

No es la primera vez que los Óscar se celebran en varios lugares. Ya en 1953 -la primera vez que se televisó la ceremonia- los actos se dividieron entre Los Ángeles y Nueva York.

Este año, otras galas de premios ya están experimentando con locaciones múltiples, incluidos los Globos de Oro de este mes.

Los Globos contarán con dos presentadoras. Tina Fey transmitirá desde el Rainbow Room de Nueva York y Amy Poehler desde el Beverly Hilton de Los Ángeles, dijeron los organizadores.

Los premios Emmys se transmitieron en septiembre desde un teatro de Los Ángeles casi vacío, con los nominados y los ganadores haciendo apariciones desde sus casas por videollamada.

Con el covid-19 provocando el cierre de las salas de cine y causando estragos en el calendario de estrenos de Hollywood, los importantísimos premios de la Academia ya se han pospuesto dos meses, hasta el 25 de abril.

Dado que muchas superproducciones de los estudios y las películas independientes se han visto obligadas a retrasar sus fechas de estreno hasta la reapertura de los cines, la fecha límite para las películas que pueden optar a los Óscar también se ha ampliado dos meses, hasta finales de febrero.

El director de "Contagio", Steven Soderbergh, producirá la ceremonia de los Óscar de este año, que ha sido calificada como "la ocasión perfecta para innovar y replantear las posibilidades de la entrega de premios" según el presidente de la Academia, David Rubin, y la directora ejecutiva, Dawn Hudson.

"Estamos emocionados y aterrorizados en partes iguales", dijo Soderbergh
en un comunicado conjunto con los coproductores Jesse Collins y Stacey Sher ("Django").

Comentarios