Escucha esta nota aquí

Alemania afirmó este miércoles que tiene "pruebas inequívocas" de que el opositor ruso Alexéi Navalni fue envenenado y exigió a Rusia explicaciones "urgentes" sobre el caso.

Navalni, que se encuentra hospitalizado en grave estado en un hospital de Berlín tras ser evacuado de Rusia, fue envenenado con un agente tóxico nervioso, un "incidente chocante", indicó el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, mediante un comunicado.

"El gobierno (alemán) condena firmemente este ataque. Se urge al gobierno ruso a presentar aclaraciones sobre el incidente", añadió.

Los análisis realizados por el ejército alemán en consulta con el hospital de la Charité de Berlín, donde está ingresado Navalni, hallaron "pruebas inequívocas de un agente químico nervioso de la familia del Novichok", declaró Seibert.

El líder opositor ruso, de 44 años, se sintió mal a bordo de un avión en Siberia el mes pasado. Inicialmente fue tratado en un hospital local, antes de ser traslado en un avión medicalizado a la capital alemana.

El hospital de la Charité anunció "alguna mejoría" en el estado de Navalni, que sin embargo permanece en coma y con un respirador.

Este caso ha establecido paralelismos con dos presuntos envenenamientos en el Reino Unido relacionados con el Kremlin.

En 2006, se culpó al presidente Vladimir Putin de la muerte por envenenamiento del exagente del KGB Alexander Litvinenko en Londres.

En 2018, el Kremlin fue de nuevo acusado de estar detrás del intento de asesinato del exagente doble Serguéi Skripal en Salisbury, en el suroeste de Inglaterra, utilizando el agente nervioso Novichok.

El gobierno alemán indicó que informará a los socios de la OTAN y de la Unión Europea sobre sus descubrimientos y buscará una reacción conjunta sobre el caso.