Escucha esta nota aquí

Once meses después de que se conociera la primera infección por coronavirus en Alemania, el país se prepara para el inicio de la mayor campaña de vacunación de su historia. El ministro de Salud, Jens Spahn, pidió este sábado  una "demostración nacional de fuerza" para inmunizar a la mayor cantidad posible de personas contra el coronavirus. La vacunación sigue siendo una oferta gratuita y voluntaria, enfatizó el ministro.

"Queremos vacunar a tanta gente que el virus ya no tenga posibilidades, ni en Alemania ni en Europa", dijo el político de la CDU en una rueda de prensa en Berlín. Cada vacunación más significa menos infecciones y menos muertes. "Quien participa, salva vidas", enfatizó Spahn. "Esta vacuna es la clave fundamental para derrotar a esta pandemia. Es la clave para recuperar nuestras vidas", añadió.

"Mañana se pondrán las primeras vacunas"

La vacunación está previsto que empiece el domingo en Alemania, así como en otros países europeos. "Mañana se pondrán las primeras vacunas en todos los estados federales", confirmó Spahn. Las primeras dosis se entregaron a los estados federales hoy sábado, donde se distribuirán a los centros de vacunación y los equipos móviles. El primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet (también de la CDU), lo describió como un "rayo de esperanza" de que se pueda desarrollar y aprobar una vacuna tan rápidamente al recibir las primeras dosis. En Turingia, donde actualmente se está produciendo alto número de infecciones, también llegaron hoy casi 10.000 dosis de vacuna.

La prioridad inicial serán las personas mayores de 80 años, así como las enfermeras y el personal hospitalario, que corren un riesgo particular. Spahn habló en su rueda de prensa de un "gran día para Alemania" y destacó que el país estaba bien preparado para la campaña de vacunación. "Los centros de vacunación están listos para funcionar, los equipos de vacunación están listos", dijo, aunque admitió que, dado el tamaño de la campaña, las cosas podrían no salir como está previsto. "Habrá altibajos en un momento u otro, eso es completamente normal".

Hasta fin de año se entregarían 1,3 millones de dosis de la vacun; en enero, se espera llegar casi a las 700.000 dosis a la semana. Para finales de marzo, se calcula haber recibido más de 10 millones de dosis del fabricante BioNTech, más otros 1,5 millones de dosis si la vacuna de Moderna se aprueba en la Unión Europea a principios de enero.

Solidaridad europea e intergeneracional

Spahn defendió el enfoque europeo común para la aprobación de la vacuna. "No queríamos ir solos a nivel nacional con una licencia de emergencia. Queríamos estar unidos, y lo estaremos, en Europa, especialmente en esta crisis", sentenció. El procedimiento europeo había sido criticado porque la aprobación de la vacuna en la UE fue mucho más tarde que, por ejemplo, en Gran Bretaña.

Spahn pidió a la generación más joven que se solidarice con los ancianos y los débiles, que ahora necesitan la vacuna con mayor urgencia. Y dio esperanzas de que la pandemia se pueda superar en el transcurso del próximo año: "El otoño y el invierno y también la Navidad del año que viene ya no deberían seguir estando marcadas por esta pandemia".

La Asociación Alemana de Ciudades advirtió contra unas expectativas demasiado altas ante el inicio de la vacunación. Es un comienzo, "pero el fantasma del peligroso coronavirus aún no ha pasado", dijo el presidente de la asociación de ciudades, Burkhard Jung, a los periódicos del Funke Mediengruppe.


Comentarios