Escucha esta nota aquí

El Parlamento alemán aprobó hoy prácticamente por unanimidad una resolución que reconoce como genocidio las masacres de los armenios cometidas hace más de un siglo por el Imperio otomano.

El texto reconoce como "genocidio" -término que rechaza Turquía- la muerte de entre 800.000 y 1,5 millones de las minorías cristianas de Armenia en las matanzas de 1915, así como la responsabilidad alemana en ellas, en tanto que el país era por entonces aliado del Imperio otomano.

La votación se produjo a pesar de las advertencias de Turquía de que las relaciones bilaterales se verían afectadas por esta decisión.

La adopción en el Parlamento alemán de una moción sobre el genocidio armenio "daña seriamente" las relaciones entre Alemania y Turquía, aseguró hoy en Ankara un portavoz del gobernante Partido de Justicia y Desarrollo (AKP).

"El resultado del voto es un serio daño a las relaciones entre Turquía y Alemania", declaró el portavoz del AKP, Yasin Aktay.

Por su parte, el diario Hürriyet asegura en su página web que el gobierno turco tiene intención de llamar a consultas a su embajador en Berlín a consecuencia del voto parlamentario alemán.

La resolución, presentada de manera consensuada por la coalición de gobierno de conservadores y socialdemócratas, junto con los verdes, fue aceptada por tan sólo un voto en contra y una abstención, según confirmó el presidente del Bundestag, Norbert Lammert, tras aproximadamente una hora de debate.