Escucha esta nota aquí

Más de un centenar de personas internadas y personal sanitario de tres hospitales de salud mental de Perú se contagiaron del nuevo coronavirus y requieren atención urgente, advirtió el miércoles la Defensoría del Pueblo, que reclamó medidas para frenar la propagación del virus.

"Hasta el momento, existen 41 personas internadas y 64 trabajadores con dicho diagnóstico (Covid-19) en los tres principales establecimientos de salud mental del país", señaló en un informe la Defensoría.

Ante el brote, el órgano autónomo que vela por los derechos ciudadanos exhortó al Ministerio de Salud a "adoptar medidas urgentes para garantizar la prevención y la atención por Covid-19 de las personas que se encuentran en establecimientos siquiátricos". 

“Las personas con discapacidad psicosocial en situación de encierro han sido históricamente invisibilizadas y la experiencia en otros países nos demuestra que son más vulnerables al contagio en el marco de la pandemia que vivimos", dijo Malena Pineda, jefa del programa de Derechos de Discapacitados de la Defensoría del Pueblo.

Los casos se registraron en los hospitales de la capital Víctor Larco Herrera, Hermilio Valdizán y el Instituto Nacional de Salud Mental.

Según se informó, los pacientes afectados por el virus -algunos de los cuales son personas con retardos mentales profundos- están aislados del resto de internados. 

Con una población de unos 10 millones de personas, Lima es el principal foco de la pandemia, al concentrar más de la mitad de los 51.100 casos y un tercio de los cerca de 1.500 muertos en el país, donde el sistema de salud está al límite.   

Las visitas a hospitales están restringidas debido al riesgo de propagación del coronavirus, que se ha expandido con rapidez en el territorio pese al drástico confinamiento nacional de la población.