Escucha esta nota aquí

Amazon anunció este miércoles que prohibirá durante un año a la Policía estadounidense utilizar su programa de reconocimiento facial Rekognition, y pidió fuertes regulaciones gubernamentales para que, en el futuro, su tecnología se use de forma ética.

"Defendemos regulaciones más estrictas de los gobiernos sobre el uso ético de las tecnologías de reconocimiento facial, y el Congreso parece listo para superar ese reto", indicó el gigante del comercio por internet en un comunicado. 

Desde la muerte de George Floyd, un afroestadounidense asfixiado por un policía blanco hace dos semanas, las empresas y las autoridades intentan dar una respuesta a las multitudinarias protestas contra la violencia policial y el racismo que sacuden el país. 

El anuncio llega después de que varios grupos a favor de la igualdad racial lanzaran esta semana una petición por internet en la que pidieron a Amazon cortar sus vínculos con la Policía y los servicios de inmigración estadounidenses. 

La petición alude a la tecnología Rekognition y a las cámaras de vigilancia para hogares Ring. "Amazon debe examinar su papel estructural en la opresión sistemática de la población negra", dijo Myaisha Hayes, la directora de estrategias de campaña de la ONG Media Justice.

El "imperio de la vigilancia" de Amazon puede ser utilizado por la Policía para acosar a la gente según su raza, convirtiendo a la compañía en cómplice de dichos abusos, aseguraron Media Justice y otros firmantes de la petición. 

No está claro hasta qué punto se utiliza Rekognition en la Policía y los servicios de inmigración. 

Las cámaras Ring vendidas por Amazon se utilizan para la seguridad de los hogares, pero sus propietarios pueden compartir el acceso a los videos de vigilancia con la Policía, si así lo desean. 

La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, presentó el lunes una ley que aspira a "cambiar la cultura" en el seno de la Policía estadounidense. 

El objetivo de la propuesta es crear un registro nacional para los policías que cometan delitos, facilitar las acciones judiciales contra ellos y cambiar la forma en que son reclutados y formados. 

"Esperamos que esta moratoria de un año dará al Congreso el tiempo suficiente para establecer reglas apropiadas", dijo Amazon.