Escucha esta nota aquí

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró ayer que su coalición haya retenido la mayoría en la Cámara de Diputados, y el control de asuntos clave como el presupuesto, pese a haber perdido escaños en las elecciones legislativas del domingo.

“Agradezco mucho porque (...) los partidos que simpatizan con el proyecto de transformación que está en marcha van a tener mayoría en la Cámara de Diputados”, dijo el mandatario izquierdista en su conferencia matinal.

El partido Morena de López Obrador perdió la mayoría absoluta en el cuerpo de 500 diputados que ostentaba por sí solo, manteniéndose la tendencia de estas elecciones, que desde 1997 redujeron o arrebataron las mayorías a los partidos gobernantes.

Ahora tendrá entre 190 y 203 escaños, según el conteo rápido del Instituto Nacional Electoral. Sin embargo, junto a sus aliados podría sumar entre 265 y 298 escaños, de mantenerse la alianza.

El domingo se eligieron, además, 15 de 32 gobernaturas y más de 21.000 cargos locales. Morena habría conquistado al menos nueve gobernaciones, lo que representa un progreso pues actualmente dirige seis estados, según conteos rápidos.

Avance opositor

Los comicios representaron un avance para la oposición. Los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), que compitieron como alianza, totalizarán entre 181 y 213 escaños.

Comentarios