Escucha esta nota aquí

latercera.com

El distanciamiento físico y el aislamiento han sido parte de las recomendaciones que han dado los expertos para evitar los contagios durante la pandemia. Y a pesar de las prometedoras cifras sobre la vacunación masiva, las organizaciones de salud advierten que un porcentaje minoritario de personas estará inoculada a finales de año, y para 2022, los vacunados de todo el mundo no superarían el 30%.

Para Daniel Hamermesh, académico del Barnard College (Nueva York), el Covid-19 no solo ha cambiado la forma en que las personas pasan el tiempo, sino también con quién lo pasan. Las personas en pareja pueden pasar más tiempo con su compañero de vida, mientras que los solteros pasan más tiempo solos.

El estudio “Parejas en Pandemia” realizado por la Unidad de Investigación en Procesos Relacionales y Psicoterapéuticos (UNIR) de la Facultad de Psicología de la Universidad del Desarrollo señala que el 72% de los participantes aseguró que durante la pandemia, la pareja se ha transformado en la base del bienestar en sus vidas. Y el 55% afirmó que durante el tiempo de encierro, le ha tomado más dedicación y tiempo a la relación con su compañero de vida que antes de la crisis sanitaria.

María Elisa Molina, directora de UNIR de la Facultad de Psicología UDD explica que debido a este inédito contexto, por primera vez las parejas deben estar expuestas a estar 24/7 con el otro, enfrentando todos los desafíos que la pandemia conlleva, como el estrés y la incertidumbre. Sin embargo, esto ha permitido producir cambios significativos en ellos como individuos y este trabajo de crecimiento lo han implementado en la relación de forma permanente.

Según la consultora virtual Sensor Tower, las apps de citas han tenido un crecimiento y recaudación exponencial durante el periodo de confinamiento. Plataformas como Tinder y Bumble hasta mediados del 2020, percibieron como ingresos brutos más de 83 y 23 millones de dólares respectivamente.

En descargas, de acuerdo al estudio realizado por Smartme Analytics, aplicaciones como Badoo han experimentado repuntes del 52%; Wapo de 34%; Grindr un 24% y Tinder con un 94%.

Elie Seidman, director ejecutivo de Tinder señaló a la BBC que el coronavirus aceleró un cambio generacional tecnológico con respecto a las maneras de interaccionar entre personas que desde la compañía ya estaban observando. Es por esta razón que la empresa de citas online ha empleado distintas alternativas para que sus usuarios no solamente la usen en busca de encuentros esporádicos, sino también para conectar con más distintas personas sin poner en riesgo la salud y hacer el encierro más ameno.

Parte de las estrategias utilizadas es el “Modo Global”, opción que da Tinder para interactuar con personas de todo el mundo, sin importar la distancia en la que se encuentre.

Sin embargo, el tiempo a solas que ha provocado la pandemia no solamente ha permitido ampliar las redes interpersonales, sino que ha brindado un espacio para conocerse a uno mismo en un nivel más íntimo.

Para Karina Sequeira, ginecóloga de Clínica Dávila, la disminución del contacto social producto del confinamiento puede transformarse en el espacio perfecto para el autoconocimiento físico y el descubrimiento de nuevas formas de sensibilidad y placer. Sequeira afirma que, si bien el contacto con otros cuerpos se ha visto mermado por miedo al contagio, eso no significaba que el deseo personal haya cesado, y que esto explicaría que muchas personas busquen novedosas formas de satisfacer esos deseos contenidos.

Nuevas formas de relacionarse
Ante el escenario del exponencial incremento en los contagios en Nueva York, el Departamento de Salud del propio estado emitió un comunicado titulado “tú eres tu mejor pareja sexual”, dando recomendaciones sobre cómo se propaga el virus e incentivando el autoplacer entre parejas, pero sobre todo como una opción segura para los solteros.

Los nativos digitales han enfrentado esta nueva manera de relacionarse de forma más natural ya que, de acuerdo a la doctora Caroline West, profesora de estudios de sexualidad de la Dublin City University, “han crecido con sus vidas mediadas por la tecnología, y la intimidad digital es un reflejo de nuestras vidas modernas”, sostiene West. No obstante, los adultos mayores también se han actualizado en estas herramientas, incluido las relacionadas con las citas virtuales, reduciendo su brecha generacional.


Comentarios