Escucha esta nota aquí

Tras la alerta por coronavirus en China y el miedo de la población por contraer la enfermedad, hay escasez de mascarillas, termómetros, líquido desinfectante o guantes de látex, y en las farmacias se pueden ver los carteles que anuncian la falta de disponibilidad de estos elementos.​​

Por ello, los chinos han buscado modos para evitar el contagio de forma creativa. En este tipo de soluciones vale todo: ponchos para lluviar para evitar que posibles virus permeen hacia las prendas interiores, trajes improvisados con bolsas de basura y objetos para sustuir el uso de mascarillas.

Y es que los barbijos son precisamente el bien más demandado y el elemento protector más recomendado por las autoridades de salud, según publica el protal Infobae. La prensa local señala que la demanda diaria de mascarillas en el país asiático se sitúa entre 50 y 60 millones. 

En esta situación, hay quien ha aprovechado para tratar de vender mascarillas falsificadas y se han dado varias noticias de redadas de las fuerzas de seguridad contra esos oportunistas.

Mira algunas imágenes de los métodos de protección que se está improvisando en el país asiático.









(Fotos: Daily Mail, Infobae y New York Post)