Escucha esta nota aquí

Expertos internacionales comenzaron a evaluar los riesgos medioambientales tras la extinción del incendio declarado el jueves pasado a bordo del petrolero "New Diamond" frente a las costas de Sri Lanka, indicó este domingo el Centro de gestión de Desastres del país. 

El jefe de la Armada esrilanquesa, Nishantha Ulugetenna, declaró que el incendio del petrolero que transportaba unas 270.000 toneladas de crudo y 1.700 de diésel fue extinguido "por completo".

De acuerdo al centro mencionado, expertos extranjeros en socorro y rescate y evaluadores de seguros se encuentran examinando el barco de pabellón panameño, a unos 75 kilómetros de las costas.

Diez británicos y holandeses, expertos en operaciones de socorro y rescate, evaluación de desastres y cuestiones legales vinculadas al tema fueron destacados al lugar. 

La firma holandesa Smit Salvage despachó a los expertos y también envió dos remolcadores desde Singapur y Mauricio, añadió. 

La Guardia costera india, que ha desplegado en el lugar del siniestro seis barcos, un avión y un helicóptero, agregó este domingo que una nave especializada en control de contaminación llegó a la zona, en el océano Índico. 

Los buques de salvamento continuaban este domingo apagando el fuego con agua a alta presión, en tanto una enorme columna de humo escapaba del barco.

Éste, de 330 metros de eslora, fue remolcado el sábado a aguas más profundas, a unos 75 kilómetros de las costas de la isla. 

Existe el temor por un desastre medioambiental si se produjera una fuga de hidrocarburos. Pero, según las autoridades locales hasta ahora no hay marea negra y una grieta en el casco, provocada por el calor del incendio a diez metros de la línea de flotación, no es considerada catastrófica desde el punto de vista estructural de la nave.

El "New Diamond" transportaba su carga desde Kuwait hacia el puerto indio de Paradip, cuando emitió una señal de socorro, el jueves tras una explosión en la sala de máquinas que provocó la muerte de un tripulante filipino. 

La Armada esrilanquesa y la Guardia costera india habían logrado el viernes controlar el incendio, evitando que las llamas se propagasen hacia la carga inflamable. 

La Agencia de protección medioambiental esrilanquesa señaló que se podrían iniciar acciones legales contra el armador del buque-tanque, Porto Emporios Shipping, una sociedad registrada en Liberia, "si sucediera lo peor y el barco se partiera".

Este petrolero es más grande que el japonés "MV Wakashio", que encalló en un arrecife en isla Mauricio en julio pasado, derramando más de 1.000 toneladas de crudo en las aguas cristalinas de la turística isla.