Escucha esta nota aquí




El juicio en Francia del histórico jefe de ETA, Josu Ternera, que debía celebrarse el lunes y martes en París, fue postergado hasta el 13 y 14 de septiembre, ya que los testigos citados por la defensa no pudieron acudir debido a la pandemia de covid-19.

"La situación sanitaria complica la venida de los testigos de Irlanda del Norte, Suiza y España, por lo que no podemos tratar este caso hoy", anunció la presidenta del tribunal de Apelaciones de París.

En octubre, el tribunal ya había postergado este juicio, uno de los dos pendientes en Francia contra Ternera, por las mismas razones.

"Sólo podemos alegrarnos de que la justicia se tome su tiempo y estime que estos testigos son esenciales", estimó la abogada de Ternera, Laure Heinich.

En arresto domiciliario desde el 30 de julio de 2020, el ex dirigente debía ser juzgado por "asociación de malhechores con fines terroristas" entre 2002 y 2005. 

Josu Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, su verdadero nombre, había sido condenado en esta causa a siete años de cárcel, pero como esa pena fue pronunciada en ausencia pudo pedir ser juzgado de nuevo.

Este juicio se basa en diferentes pruebas de su presunta implicación en la banda separatista armada, entre ellas huellas dactilares suyas y de su hijo halladas en 2002 en escondites de ETA en Francia.

Su defensa argumenta que en esa época Ternera preparaba las negociaciones de paz fallidas entre la banda separatista y el gobierno español que tuvieron lugar en Ginebra a partir de 2005.

Para corroborarlo, ha citado a testificar a varias personalidades implicadas en dicho proceso, como el ex secretario general de Interpol Raymond Kendall o el ex jefe del IRA Gerry Kelly.

Ternera, de 70 años, fue detenido en mayo de 2019 en los Alpes franceses tras haber permanecido en la clandestinidad desde 2002.

Debido a sus problemas de salud fue puesto bajo arresto domiciliario con brazalete electrónico en julio del año pasado.

Josu Ternera fue durante cerca de cuatro décadas uno de los grandes referentes de ETA y fue él quien, el 3 de mayo de 2018, anunció la disolución de la organización separatista armada vasca.

Surgida en 1959 durante la dictadura de Francisco Franco, ETA está acusada de haber matado a 853 personas durante cuatro décadas de violencia en nombre de la independencia del País Vasco. 

La justicia francesa ya se pronunció a favor de extraditar a Ternera a España por, entre otras cosas, su presunta implicación en un atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza (norte) que dejó 11 muertos en 1987.

No obstante, antes, deberá ser procesado en Francia y cumplir la eventual sentencia que se le imponga.



Comentarios