Escucha esta nota aquí

Argentina espera que la Unión Europea (UE) reconozca la existencia de una disputa de soberanía con el Reino Unido por las islas Malvinas, aunque sin que se convierta en el único tópico del diálogo con el bloque, dijo en Bruselas un alto funcionario argentino.

"Nosotros esperamos que la UE reconozca la existencia de una disputa de soberanía (...) y que la UE inste al diálogo y a la negociación", dijo a AFP Mariano Carmona, secretario de la Cancillería argentina para Malvinas, Antártida y el Atlántico Sur.

De acuerdo con el funcionario "la comunidad internacional (...) insiste en que se restablezcan negociaciones de soberanía entre Argentina y el Reino Unido".

Sin embargo, añadió que Argentina se propone dejar claro en sus contactos que la disputa no es "la única agenda que tenemos con la UE", aunque para el país la cuestión es "una prioridad de política exterior".

Carmona mantuvo en la capital belga reuniones con eurodiputados y funcionarios de la Comisión Europea. En esos encuentros, dijo, impulsó "programas de investigación científica en materia oceánica y antártica", además de estudios sobre impacto del cambio climático y conservación pesquera.

Una resolución de la ONU de 1965 dispone que Argentina y el Reino Unido establezcan negociaciones directas sobre la soberanía de las islas, un motivo de disputas desde 1833.

En tanto, el Reino Unido alega que no puede iniciar esas negociaciones porque la población de las islas votó por amplia mayoría en un referendo en 2013 en favor de la pertenencia a la corona británica.

Por ello, Londres sostiene que cualquier diálogo debe ser aprobado por los habitantes de las islas (que Londres denomina Falklands), argumento rechazado por Buenos Aires.

En 1982 Argentina y el Reino Unido libraron una guerra por estos territorios en la que murieron 649 soldados argentinos, 255 británicos y tres lugareños, y que terminó con el triunfo de las fuerzas británicas.

Recientemente, Argentina denunció que, de acuerdo con documentos desclasificados, durante ese conflicto las fuerzas británicas desplegaron 31 artefactos nucleares ofensivos, versión que no ha sido confirmada por el Gobierno de Londres.

En el caso de la UE, los acuerdos alcanzados con el Reino Unido y que rigen la relación comercial posterior al Brexit ya no se aplican a los territorios británicos de ultramar, incluida las islas Malvinas.

El domingo, la ministra de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Liz Truss, reafirmó en Twitter que Londres rechaza "cualquier cuestionamiento sobre la soberanía de las Falklands".

Comentarios