Escucha esta nota aquí

Escolares de cinco de los 24 distritos de Argentina volvieron a las aulas el miércoles, en una lenta reapertura del ciclo educativo presencial.

"Todo fue bien y normal", en más de 2.000 establecimientos de gestión estatal y privada que iniciaron clases en forma gradual en la ciudad de Buenos Aires, dijo a la AFP un portavoz municipal, Patricio Navarra.

El regreso a las aulas será paulatino en cada distrito. Los alumnos y docentes cumplirán horarios rotativos y acotados, sin evitar aún una parte de la enseñanza de modo virtual, en momentos en que los contagios superan los dos millones y los muertos son más de 50.000 en un país de 45 millones de habitantes.

"Es una escuela distinta a la prepandemia. Tenemos que alcanzar un equilibrio entre el derecho a la educación y lo presencial con cuidado de la salud", dijo el ministro federal del área educativa, Nicolás Trotta.

En Argentina hay poco más de 10 millones de alumnos de los niveles inicial, primario y secundario, sin contar los de educación superior y universitaria.

Si hay rebrotes, se dará marcha atrás con el proceso de retorno a las escuelas, confirmó Trotta.

En el plan de vacunación, está previsto la inmunización paulatina de docentes, cuyos sindicatos cuestionaron la precariedad de medios con la cual se lanzaron las clases en la ciudad de Buenos Aires, controlada por la oposición a nivel federal.

La intención de los 24 gobiernos distritales es que el ciclo lectivo esté en marcha integral entre el 1 y el 8 de marzo.


Comentarios