Escucha esta nota aquí

La Cancillería argentina demandó este viernes al Gobierno de Paraguay que esclarezca e identifique a los responsables de la muerte de dos ciudadanas argentinas, según Buenos Aires, ocurrida el miércoles en el marco de un operativo de militares y policías contra el grupo guerrillero Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

El Gobierno de Paraguay admitió que durante el operativo organizado por la Fuerza de Tarea Conjunta (FCT) de Paraguay fueron abatidas dos adolescentes, de 16 y 18 años, sin precisar su nacionalidad. Pero según Buenos Aires, se trata de dos niñas argentinas de 11 años. 

La Cancillería argentina aclaró en un comunicado que "fue posible determinar que las fallecidas son dos menores de nacionalidad argentina, nacidas el 29 de octubre de 2008 y el 5 de febrero de 2009, por tanto ambas de 11 años de edad", tras un pedido de cooperación a Paraguay que envió la información dactiloscópica de las víctimas.

"No es posible aceptar que, quienes fueron testigos de los hechos, no hayan advertido la escasa edad de las niñas", advirtió el ministerio argentino, al rechazar que sean adolescentes.

La Cancillería indicó que mantiene contactos con las autoridades paraguayas "a efectos de esclarecer las circunstancias en que se produjeron los decesos". 

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, acusó este viernes al grupo guerrillero de utilizar para sus actividades ilícitas a niños y adolescentes. "Lamento que el autodenominado EPP exponga a menores de edad de manera cobarde e irresponsable", dijo Abdo al inaugurar una ruta.

El operativo se produjo a unos 500 km al noreste de Asunción, cerca de la localidad conocida como Yby Ya-ú, en el departamento de Concepción, a poca distancia de la frontera seca con Brasil.

El Gobierno de Alberto Fernández rechazó "de la manera más enérgica" expresiones del comandante de la FTC, general Héctor Grau, quien adjudicó a Argentina haberse convertido "en una guardería de soldados del EPP", según el comunicado de la Cancillería.

"El Gobierno argentino ya ha protestado formalmente ante las autoridades paraguayas por esta absurda acusación y confiamos en contar con la colaboración del Gobierno paraguayo para esclarecer los hechos e identificar responsabilidades", agregó el parte.

De su lado, la Asociación Gremial de Abogadas y Abogados de Argentina afirmó conocer "desde que eran bebés" a las dos niñas abatidas, a quienes identificaron como "Lilian Villalba y María del Carmen Villalba, de 11 años", hijas de militantes del EPP.

"Estamos desolados, arrasados por la bronca", dijo la entidad que asegura que las niñas vivían en la provincia de Misiones (noreste), limítrofe con Paraguay, y "habían ido a visitar a sus familiares".