Escucha esta nota aquí

Las autoridades brasileñas arrestaron a un expolicía argentino solicitado por Interpol por crímenes de secuestro, tortura y genocidio, que incluyen el asesinato del reconocido escritor y periodista Rodolfo Walsh durante la última dictadura en ese país (1976-83).

Identificado como Roberto Oscar González, el hombre fue arrestado el lunes en la localidad de Viamao, en el estado de Rio Grande do Sul cerca de la capital estatal Porto Alegre.

La policía tenía casi 10 años tras su rastro y del de otro exoficial argentino, Pedro Osvaldo Salvia, que murió en Brasil hace tres semanas.
González "es acusado de crímenes de secuestro, detenciones ilegales, tortura, amenaza, genocidio, integrar grupo terrorista, robo calificado, entre otros, todos practicados entre 1976 y 1997", indicó la Policía Federal (PF), en un comunicado.

Tras el regreso a la democracia en Argentina el expolicía cometía delitos comunes, indicó por su parte el diario brasileño O Globo.
González estaba prófugo de la justicia argentina desde 2006 y está acusado de formar parte del grupo de militares que mató a Walsh el 25 de marzo de 1977 en Buenos Aires.

La abogada y diputada argentina Myriam Bregman, representante de Patricia Walsh, hija del intelectual, manifestó su satisfacción por el arresto, aunque lamentó los muchos años que logró evadir a la justicia.
"Este no es un imputado más. González ya había reconocido ante la justicia su rol en el asesinato de Walsh", dijo Bregman en referencia al juicio en que participaba el exagente en el momento que huyó a Brasil.
González esperará en prisión la decisión de la corte suprema de Brasil sobre su extradición, solicitada por la justicia Argentina.

Por informaciones que llevaran a su captura se ofrecía una recompensa de 60.000 dólares.

Unas 30.000 personas fueron desaparecidas o muertas durante la dictadura argentina, según organismos humanitarios.