Escucha esta nota aquí

Una vez que las autoridades británicas determinaron la identidad del suicida del atentado de Machester, en el que murieron 22 personas y otras 60 resultaron heridas al finalizar un concierto, las investigaciones  se centran en qué tipo de complicidades pudo tener.

Salman Ramadan Abedi, tenía 22 años y su nacionalidad era británica de origen libio y, según las pesquisas, se cree que pertenecía a algún tipo de "red" extremista, informó la primera ministra Theresa May, citada por la cadena BBC.

El atacante estudiaba en la Universidad de Salford, ubicada en las afueras de Manchester. "Todos en la Universidad de Salford están sorprendidos y tristes por los acontecimientos. Podemos confirmar que Salman Abedi fue un estudiante de la universidad", comunicó el centro de estudios.

Otra persona que lo conocía era Hamid el Sayed, un profesor de la universidad y aseguró que Abedi tenía una "relación realmente mala" con su familia y "eventualmente estuvo muy mal en su universidad, en su educación, y no la terminó, y trataron de llevarlo de vuelta a Libia varias veces".

Un antiguo compañero de clase de Abedi dijo a la BBC, bajo condición de anonimato, que era un "chico muy simpático" pero también "muy temperamental" y se enfurecía con "cualquier cosa", señala el medio británico.

Sin embargo, otros lo recuerdan como un buen futbolista, seguidor del Manchester United, y usuario de marihuana. 

Una familia religiosa

La familia Abedi vivió en varias direcciones en Manchester, que es hogar de una de las mayores comunidades de expatriados libios en Reino Unido.

Un amigo de la familia, que describió a los Abedi como "sumamente religiosos", le contó al diario Daily Telegraph que los padres regresaron el año pasado a vivir a Libia pero dejaron en Manchester a Salman y su hermano mayor, Ismail.

Comentarios