Escucha esta nota aquí

Muhammad Ali se encargó, antes de morir, cómo debía ser su última despedida. Eran tres las condiciones: debía ser enterrado en el lugar que lo vio nacer, la ciudad de Louisville, en el estado de Kentucky; el acto debía hacerse respetando su fe musulmana pero sin cerrar el paso a otros credos religiosos; y la ceremonia tenía que ser multitudinaria.

Sus deseos se cumplirán este viernes, cuando en la gran sala de deportes del KFC Yum! Center, un gigantesco estadio cerrado que tiene una capacidad de 30.000 personas, su familia, amigos y más fieles seguidores le den el último adiós.
,

Estadio de la ceremonia de Ali
,

15.000 entradas fueron puestas a la venta, todas agotadas a los minutos de salir (los fondos recaudados tienen fines benéficos), mientras que otras 15.000 fueron repartidas de forma gratuita a los habitantes de Louisville. 

El expresidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, será el encargado de dar lectura al mensaje de despedida al campeón. También el actor Billy Cristal dirigirá unas palabras en la ceremonia fúnebre.

Ocho personas fueron las elegidas para llevar su féretro: Will Smith, el actor que lo encarnó en el cine (papel por el que fue nominado al Oscar), el antiguo campeón del mundo de los pesos pesados Lennox Lewis, su primo John Grady, su sobrino Ibn Ali, su cuñado Komawi Ali, Jerry Ellis -hermano de Jimmy Ellis, que fue excompañero de entrenamiento de Ali y también excampeón del peso pesado-, su primo hermano Ene Wadell y John Ramsey, amigo de la familia Ali.
,

Lenoxx Lewis y Will Smith
,

Luego de la ceremonia, el féretro con los restos de Muhammad  Ali recorrerá las calles de Louisville antes de ser enterrado en una ceremonia privada en el cementerio de Cave Hill.

Actos fúnebres religiosos

Un día antes de la última despedida, se celebró un acto fúnebre bajo el rito islámico a la que acudieron miles de personas, y en la que se destacó el "coraje y dignidad" que inspiró el boxeador.

Ali, que se cambió el nombre de Cassius Clay al convertirse al islam en 1964, "nos dio coraje y nos dignificó como musulmanes estadounidenses", indicó Sherman Jackson, profesor de estudios islámicos de la Universidad del Sur de California en el funeral musulmán oficiado en el Kentucky Exposition Center en Louisville.

La ceremonia reunió a miles de asistentes, entre los que figuraban el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, el reverendo y activista por los derechos de los afroamericanos Jesse Jackson, así como el promotor de boxeo Don King.

El lugar es el mismo donde Ali disputó la última pelea que ofreció en su ciudad natal, en 1961.

Durante la jornada, multitud de seguidores acudieron a la puerta del museo que lleva su nombre en la ciudad.
,

Ceremonia fúnebre bajo el rito islámico
Ceremonia fúnebre bajo el rito islámico
Ceremonia fúnebre bajo el rito islámico
Ceremonia fúnebre bajo el rito islámico
Ceremonia fúnebre bajo el rito islámico
Ceremonia fúnebre bajo el rito islámico
Ceremonia fúnebre bajo el rito islámico
Ceremonia fúnebre bajo el rito islámico
Ceremonia fúnebre bajo el rito islámico
Ceremonia fúnebre bajo el rito islámico
Ceremonia fúnebre bajo el rito islámico
Ceremonia fúnebre bajo el rito islámico