Escucha esta nota aquí

AstraZeneca negó este miércoles los informes de noticias que reportaron que el ensayo clínico de su vacuna contra el coronavirus fue suspendido por un caso de mielitis transversa, una rara afección inflamatoria de la médula espinal.

“Los informes que afirman estar basados en los comentarios hechos hoy (miércoles) por nuestro presidente ejecutivo, que dicen que hemos confirmado que un participante en nuestro ensayo clínico sufría de mielitis transversa, son incorrectos. Él declaró que no hay un diagnóstico definitivo y que no habrá uno hasta que se realicen más pruebas”, indicó un portavoz de la empresa en un comunicado enviado por correo electrónico a CNN.

“Esas pruebas se entregarán a un comité de seguridad independiente que revisará el evento y establecerá un diagnóstico final”, añadió el portavoz.

AstraZeneca anunció el martes que había detenido los ensayos clínicos de la vacuna a escala mundial debido a un evento no revelado, pero no especificó de qué se trataba. El diario The New York Times citó a una fuente que dijo que un voluntario en el ensayo tenía mielitis transversa.

Este miércoles, STAT News reportó que el presidente ejecutivo de la empresa, Pascal Soriot, dijo a los inversores en una conferencia telefónica que el ensayo se detuvo porque una mujer que participaba como voluntaria en el ensayo tenía síntomas que coinciden con la mielitis transversa.

Hubo un incidente similar anteriormente, dijo el portavoz de AstraZeneca.

“También podemos confirmar que hubo una breve pausa en el ensayo durante julio, mientras se realizaba una revisión de seguridad después de que se confirmara que un voluntario tenía un caso no diagnosticado de esclerosis múltiple, que el panel independiente concluyó que no estaba relacionado con la vacuna”, detalló el portavoz.

Tomado de CNN