Escucha esta nota aquí

Varios proyectiles fueron disparados este martes contra la embajada de Estados Unidos en Bagdad, rompiendo así la tregua respetada desde hace un mes por los grupos iraquíes proiraníes.

Periodistas de AFP oyeron varias explosiones seguidas del sonido de otras detonaciones y de destellos rojos en el cielo, lo que indica que el sistema de defensa estadounidense C-RAM fue rápidamente activado en la sede diplomática, situada en la Zona Verde de Bagdad, la más segura de la capital.

“Cuatro misiles cayeron sobre la Zona Verde de Bagdad y se descubrió que fueron lanzados desde el barrio de Al Amin al Thaniyah, distrito de Al Alf Dar, en Nuevo Bagdad”, informó la Célula de Información de Seguridad de Irak en un escueto tuit en su cuenta oficial.

El secretario de Defensa en funciones, Christopher C. Miller, anunció este martes oficialmente la retirada de tropas de EEUU de Afganistán hasta dejarlas en 2.500 efectivos, y una operación similar en Irak, el 15 de enero de 2021.

Actualmente, Estados Unidos mantiene cerca de 4.500 militares en Afganistán y 3.000 en Irak.

La denominada Zona Verde, que alberga un gran número de embajadas y edificios gubernamentales en Bagdad, así como el aeropuerto capitalino, suele ser objetivo de ataques con cohetes.

Desde hace un mes no hay ataques contra esta zona después de que la milicia chiita proiraní Kataib Hizbulá ofreciera una tregua “condicionada” a la retirada de las tropas extranjeras del país.

Sin embargo, esta milicia no ha asumido la autoría de los ataques.

En los últimos meses, la coalición internacional liderada por Estados Unidos ha abandonado hasta ocho bases iraquíes en las que estaban desplegadas sus tropas para entrenar a las fuerzas de seguridad locales.

Los ataques contra las bases y objetivos extranjeros aumentaron después el 3 de enero de este año, Estados Unidos asesinara en un bombardeo selectivo a Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán.

El ataque, en el que también murió el número dos de la agrupación de milicias iraquí Multitud Popular y líder de Kataib Hizbulá, Abu Mahdi al Mohandes, provocó una declaración del Parlamento iraquí demandando la salida de las tropas extranjeras del país.