Escucha esta nota aquí

Desconocidos arrojaron la noche del lunes bombas incendiarias en el frente del edificio donde funciona el diario argentino Clarín sin causar víctimas ni daños, denunció ayer el grupo editorial.

“Lamentamos y condenamos este grave hecho que a una primera vista aparece como una expresión violenta de intolerancia contra un medio de comunicación y esperamos su urgente esclarecimiento y sanción”, sostuvo el Grupo Clarín en un comunicado.

El presidente argentino, Alberto Fernández, repudió el ataque al señalar que “la violencia siempre altera la convivencia democrática”.

Según la denuncia, el hecho ocurrió cerca de la medianoche del lunes cuando un grupo de nueve personas con los rostros cubiertos arrojó bombas incendiarias al edificio. /AFP

Comentarios