Escucha esta nota aquí

Carol Ng ya dejó de contar las amenazas y los mensajes llamándola cucaracha que ha recibido desde que su número de teléfono fue revelado ilegalmente en internet. Pero esta activista prodemocracia no quiere dejarse intimidar.

"Saben que pueden asustar mucho a la gente", dice a AFP la presidenta de la Confederación de Sindicatos de Hong Kong. "Pero no tengo miedo, porque son mis libertades y quiero defenderlas". 

Una cosa es segura: no está sola. 

La web HK Leaks intensificó recientemente su campaña de "doxing" –la práctica de filtrar información personal de algunas personas para perjudicarlas-contra los activistas prodemocracia.  

El sitio sigue activo pese a la orden que le dio el año pasado el Comisionado de Privacidad de Hong Kong para detener el acoso

HK Leaks ataca a los hongkoneses que considera que violaron la nueva y drástica Ley de Seguridad Nacional, que Pekín acaba de imponer a la antigua colonia británica. 

Unas semanas después de la entrada en vigor del texto, HK Leaks reveló datos personales de al menos 14 personas a las que acusa de violar la ley, según los periodistas de la AFP.

La web, promovida por grupos vinculados al Partido Comunista de China y alojada en servidores en Rusia, fue lanzada en agosto de 2019 y entonces acosó a miles de personas que apoyaban las enormes movilizaciones prodemocráticas del año pasado en Hong Kong.

"Cuando me atacaron, me generó mucho estrés", dijo Ng a AFP. "Recibía llamadas y mensajes de los 'cintas azules' en Facebook", explica, en referencia al color asociado a los partidarios de Pekín. "De vez en cuando me inundaban con un aluvión de pegatinas en WhatsApp. Nos llaman cucarachas". 

Joshua Wong, Agnes Chow y Jimmy Lai

Alojado en un servidor ruso, el sitio está diseñado para escapar a la ley, según los expertos. Utiliza hosts anónimos y cambia regularmente de dominio.

La web muestra ahora una ventana emergente en la que afirma que "los alborotadores han causado la muerte del Estado de derecho y el orden en la sociedad de Hong Kong" y que más de 2.000 policías y activistas pro-Pekín también fueron a su vez víctimas de "doxing".

Varios de los principales activistas prodemocracia, como Joshua Wong y Agnes Chow, figuran en la sección "alborotadores independentistas", al igual que el magnate de los medios de comunicación Jimmy Lai. 

Entre los 14 nombres a los que acusan de violar la ley de seguridad nacional están militantes como Tony Chung, Nathan Law y Ray Wong. 

Tony Chung, de 19 años, se convirtió en la primera personalidad política procesada bajo la nueva ley a finales de julio por promover la independencia de Hong Kong a través de Student Localism, un grupo que cofundó en 2016 y disuelto en junio. 

Cofundador con Joshua Wong del también disuelto partido Demosisto, Law huyó al Reino Unido a principios de julio a causa de la ley. 

Según los medios oficiales chinos, Wong y Law están buscados por violar la Ley de Seguridad Nacional y por connivencia con fuerzas extranjeras. Joshua Wong, por su parte, está convencido de ser el objetivo de una campaña de acoso orquestada por Pekín y Hong Kong

"Desde que se me concedió el estatuto de refugiado en Alemania, el gobierno de Hong Kong está decidido a detenerme por cualquier medio posible", dijo a AFP.