Escucha esta nota aquí

El autor de la masacre en el club Pulse de Estados Unidos visitó el lugar varias veces durante 3 años. Según varios testigos, Omar Mateen, de 29 años, el hombre que está detrás de uno de los peores tiroteos masivos en la historia de Estados Unidos, visitó en varias ocasiones el club antes del fatídico día en el que decidió arrebatarle la vida a 49 personas que se encontraban allí.

Todo ocurrió el pasado domingo, podría haber sido un domingo normal para los asistentes del club, pero Mateen decidió abrir fuego contra ellos en la madrugada. Finalmente la policía disparó a Mateen matándolo, ya que él se encerró en un cuarto de baño y tenía a varias personas como rehenes. También dejó a 50 personas heridas.

Uno de los artistas del club, Chris Callen, explicó que Mateen había visitado el club durante tres años. Los investigadores están llevando a cabo un informe exhaustivo sobre el caso, el mundo entero se ha conmocionado con esta matanza.

“Le he visto un par de veces en el Club Pulse, un par de personas con las que he hablado también le vieron, entre ellas un ex guardia de seguridad, en realidad ha venido a Pulse muchas veces antes”, dijo Chris Callen. Además añadió que anteriormente Mateen había tenido un incidente en el club porque le sacó un cuchillo a un amigo después de que le molestase una broma religiosa.

Kevin West también explicó que vio entrar a Mateen en el club Pulse en las primeras horas del domingo, ya que lo encontró a través de una aplicación de citas. “Nunca olvido una cara”, añadió.

Las autoridades no han hecho ningún comentario al respecto, pero los medios ya han explicado que los investigadores estaban examinando con todo detalle las pruebas que tenían sobre el caso.

Un hombre que sobrevivió al tiroteo, Joshua McGill, explicó cómo consiguió salvarle la vida al barman, Rodney Sumter, abrazándolo. Le vio sangrando por múltiples heridas de bala, utilizó su camisa para detener la hemorragia en los brazos antes de que la policía consiguiese comunicarse con él para explicarle que debía hacer. Como tenía una herida en la espalda, le abrazó para también detener la hemorragia de ésta, lo siguiente que recuerda es a la policía diciéndole que debía mantenerle consciente.

El director del FBI, James Corney, dijo que había indicios de que Mateen se había radicalizado y que había un potencial de inspiración por parte de organizaciones terroristas extranjeras. Se cree que prometió lealtad al Estado Islámico poco antes del ataque al club.

El presidente, Barack Obama, dijo que la investigación estaba siendo tratada como una investigación sobre terrorismo. El jueves Obama viajará a Orlando para presentar el respeto a las víctimas.