Escucha esta nota aquí

Una corte de El Salvador dio por iniciada la etapa de instrucción en la causa penal contra dos exministros y el actual alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, por supuestamente negociar favores electorales con las pandillas, informó ayer el órgano Judicial.

La fuente indicó que el Juzgado Segundo de Instrucción de San Salvador estableció un plazo de seis meses para desarrollar esta etapa del proceso que enfrentan -además de Muyshondt de la ultraderechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA)- el exministro de Gobernación Arístides Valencia y el exministro de Seguridad Benito Lara, ambos líderes del ultraizquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). A ellos se suman Paolo Luers, Raúl Mijango y Wilson Alvarado, todos procesados por agrupaciones ilícitas y fraude electoral.

Este lapso de investigación judicial, señaló la entidad, concluye el 19 de diciembre de 2020 y "tiene como finalidad la recolección de todos los elementos de prueba de las partes".

Los señalamientos de vínculos con el crimen organizado

Dos testigos de la Fiscalía -exlíderes de la pandilla Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18- vinculan a estas personas con la compra de votos a las maras en la elección presidencial de 2014 y legislativa de 2015.

La elección de 2014 fue ganada por el excomandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén para el período 2014-2019 en una segunda vuelta ante el exalcalde de San Salvador y expresidente del Congreso, Norman Quijano.

Quijano fue también acusado por el Ministerio Público, pero el órgano Legislativo decidió no quitarle la inmunidad constitucional que posee al ser diputado.

Las maras, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a diferentes planes de seguridad de encarcelamiento masivo y confrontación directa de los últimos cuatro Gobiernos.