Escucha esta nota aquí

El Gobierno y el principal frente de protestas en Colombia, reunidos en Bogotá ayer, dieron los primeros pasos hacia un acuerdo para apaciguar el estallido social que deja casi 60 muertos en un mes de manifestaciones contra el presidente Iván Duque.

Fabio Arias, uno de los voceros del Comité Nacional de Paro, que reúne a sindicalistas, estudiantes y profesores, señaló que están en curso “acercamientos para levantar” los bloqueos que afectan especialmente al suroeste del país.

El gesto fue celebrado por el Gobierno, que exige el levantamiento de los cierres para iniciar una eventual negociación: “Los avances que se están teniendo para que se levanten los bloqueos son muy importantes para los colombianos”, expresó el consejero presidencial Emilio Archila. Los delegados de Duque y del Comité de Paro han sostenido varias rondas de conversaciones desde el 7 de mayo, sin alcanzar un acuerdo para iniciar negociaciones.

Si bien se trata del colectivo más visible, el Comité no aglutina a todos los sectores descontentos con la gestión del impopular Duque, quien enfrenta la ira popular a un año de las elecciones de las que deberá salir su sucesor. No obstante, un eventual acuerdo con esa organización es visto como un paso hacia el fin de la crisis.

Civiles en armas

Las partes dialogan en una sede neutral en Bogotá, cuando el país todavía procesa la jornada más violenta en esta crisis, detonada por la ya descartada idea del Gobierno de cargar con más impuestos a una clase media empobrecida por la pandemia.

El viernes 28, mientras miles de personas conmemoraban en las calles el primer mes de levantamiento popular, 13 personas murieron en Cali, la tercera ciudad de Colombia y una de las más afectadas por las movilizaciones y los bloqueos viales.

Ese día hubo choques que involucraron a manifestantes, uniformados y civiles armados.

Comentarios