Escucha esta nota aquí

El Banco Central de Perú anunció este jueves que mantendrá en julio por cuarto mes la tasa de interés de referencia en 0,25%, la cifra más baja de su historia, luego del desplome del PIB por la pandemia del nuevo coronavirus.

"La actividad económica ha sido severamente afectada por los efectos derivados del confinamiento social en el segundo trimestre", indicó el directorio del Banco Central al justificar el acuerdo de preservar la tasa en 0,25%. 

La institución ratificó así continuar su política monetaria expansiva, puesta en marcha en abril, cuando redujo en 100 puntos básicos la tasa de interés de referencia de 1,25 a 0,25 por ciento. 

Perú lleva cuatro meses en estado de emergencia sanitario y su economía se recupera en forma lenta tras estar semiparalizada durante tres meses.

La economía peruana, advirtió el Banco Central, podría tener una inflación anual en 2020 y 2021 por debajo del nivel mínimo de proyección de 1,5%, ante la caída significativa de la demanda interna.

La inflación a 12 meses sigue en descenso y bajó de 1,8% en mayo a 1,6 % en junio.

El Producto Interior Bruto del país colapsó interanual en abril un 44%, y cayó 13% durante los primeros cuatro meses de 2020. 

A pesar de que el Gobierno peruano autorizó el reinicio gradual de actividades económicas desde junio, la economía funciona aún a menos del 70% de su capacidad.

El Banco Central indicó que en agosto volverá a evaluar su decisión.
Más de dos millones de peruanos perdieron sus empleos por el drástico confinamiento nacional obligatorio que el Gobierno impuso entre el 16 de marzo y el 30 de junio. 

Según el Banco Central, el PIB de Perú caerá 12,5% en 2020, un mazazo para una de las economías estrella de la región en los últimos años.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que la economía peruana tendrá una caída más pronunciada y cerrará 2020 con una contracción de 14%.

Perú registra 316.448 casos de Covid-19 y es el segundo país de América Latina con más contagios después de Brasil, y el tercero en decesos detrás del gigante sudamericano y México con 11.314 muertos.