Escucha esta nota aquí

La aprobación de las vacunas como tratamiento preventivo contra el Covid-19 empuja a los países a una frenética carrera para adquirir las dosis inmunizadoras y la posterior vacunación de la población. Los esfuerzos de autoridades y organizaciones tratan de preparar la logística necesaria para que la distribución y aplicación de las vacunas sea efectiva y rápida.

El Banco Mundial ha realizado una evaluación del grado de preparación alcanzado por 128 países de ingreso medio y bajo para la recepción y distribución de las vacunas contra el Covid-19. En la investigación han participado los diversos Gobiernos, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el Fondo Mundial y la Alianza Global para Vacunas e Inmunización (GAVI).

El informe se centra en 10 indicadores clave, como la cadena de frío y la logística, la priorización de grupos de población, la elaboración de presupuestos, la formación del personal sanitario y la vigilancia de la seguridad, entre otros.

Para el Banco Mundial, el 85 % de los países que participaron en las evaluaciones ha elaborado planes nacionales de vacunación. Además, un 68 % ha establecido medidas de seguridad, como sistemas de notificación de reacciones adversas que acompañen a los pacientes que reciben las dosis.

Sin embargo, también observan algunas deficiencias generalizadas que se repiten. Solo el 30% ha elaborado planes para formar al gran número de vacunadores que serán necesarios y únicamente el 27 % ha creado estrategias de movilización social y compromiso público para fomentar la vacunación entre la población.

Entre las recomendaciones que propone el organismo internacional remarca la necesidad de generar confianza, aceptación y demanda de vacunas entre la población. Pide a los diversos gobiernos que fortalezcan sus campañas de comunicación e información para que la ciudadanía confíe en el proceso de vacunación.

“Muchos países en desarrollo están preparando ambiciosos planes de distribución de la vacuna contra el Covid-19”, señaló Mamta Murthi, vicepresidenta de Desarrollo Humano del Banco Mundial. “Aunque la mayoría de los países están lo suficientemente preparados para empezar a inocular a sus poblaciones, aún se registran importantes deficiencias que deben abordarse con urgencia para que las vacunaciones a gran escala tengan éxito”.

Destina $us 12.000 para países en desarrollo

El esfuerzo del Banco Mundial para que todos los países puedan acceder a las vacunas de modo ágil y sin demoras se traduce en una ayuda de  12.000 millones de dólares para acceso a vacunas, pruebas de detección y tratamientos, y refuercen los sistemas de salud para garantizar la atención a quienes las necesitan.

Una cuarta parte de los fondos ($us3.000 millones) se han utilizado para programas de vacunas que llegarán a más de 40 países en el corto plazo.

Con la evaluación realizada por el Banco Mundial, junto a diversas instituciones vinculadas al área de la salud, se ofrece una orientación en proyectos que nutrirán los programas propuestos por los Gobiernos y ayudarán a profesionales de la salud a comprender y gestionar mejor la compleja tarea de vacunar a una numerosa población adulta en un plazo muy breve.

Comentarios