Escucha esta nota aquí

España reconfinó a más de 200.000 personas en Cataluña y vigila varios focos de contaminación en otras regiones, al mismo tiempo que se abre a los turistas. A partir de este sábado, podrán nuevamente visitar la Sagrada Familia de Barcelona, pero la comarca de Lérida ha vuelvo a confinar a sus habitantes por los rebrotes de coronavirus.

Con al menos 28.385 muertos, España es uno de los países más afectados por la pandemia, pero las autoridades estiman haber logrado controlar el contagio tras un estricto confinamiento de más de tres meses de toda la población, que se levantó el pasado 21 de junio.

Según el ministerio de Sanidad, el país registró el viernes 17 muertes por coronavirus en un día, el mayor número diario de muertes desde el 19 de junio; otro tema que inquieta a las autoridades son los más de 50 focos de contagio registrados en prácticamente todo el país.

Este sábado las autoridades locales comunicaron que toda una zona alrededor de la ciudad de Lérida, a 150 km al oeste de Barcelona, quedaba  nuevamente aislada a partir el mediodía.

En esta comarca de 38 municipios viven unas 210.000 personas. De los nueves brotes activos de coronavirus que hay actualmente en Catalunya, siete de ellos se encuentran en Lérida, otros dos en Avinyó, Barcelona, y Vall d'Aran. 

El Gobierno ha ordenado extremar las medidas higiénicas en los ámbitos agrícolas, cuyos trabajadores deberán limitar su actividad en espacios públicos y privados a lo estrictamente necesario. En estos momentos hay en la región muchos trabajadores temporales en la recolecta de fruta que viven en condiciones insalubres y sin contrato de trabajo.