Escucha esta nota aquí

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, acusó este jueves a Donald Trump de alimentar, por pura "estrategia política", la violencia que estalló en las protestas contra el racismo en Estados Unidos.

"He dicho claramente: ‘No hay lugar para la violencia, los saqueos o los incendios. Ninguno. Cero’", escribió el ex vicepresidente que enfrentará al presidente republicano en la elección del 3 de noviembre.

La violencia está "empeorando y sabemos por qué". Donald Trump se niega incluso a reconocer que existe un problema de disparidad racial en Estados Unidos", añadió Joe Biden. 

"En lugar de tratar de calmar las aguas, está echando gasolina a todos los fuegos", dijo el ex mano derecha de Barack Obama.

"La violencia no es un problema ante sus ojos, es una estrategia política. Y cuanto más violencia, mejor para él" para ser reelegido, acusó. 

Joe Biden y su compañera de carrera, Kamala Harris, hablaron el miércoles con la familia de Jacob Blake, un padre de familia afroestadounidense que recibió el domingo varios disparos en la espalda a quemarropa de un policía blanco en Kenosha, Wisconsin. 

Estos hechos reavivaron la ira en Estados Unidos contra el racismo y la violencia policial. 

Las manifestaciones en Kenosha degeneraron en violencia, que dejó dos muertos y un herido. 

Un joven de 17 años, Kyle Rittenhouse, quien se había unido a grupos de hombres armados que demostraban su voluntad de "proteger" la ciudad, fue arrestado y acusado el miércoles por los asesinatos bajo la sospecha de haber abierto fuego contra los manifestantes con un rifle de asalto. 

Sin mencionar a Jacob Blake, el presidente estadounidense destacó la violencia y prometió que no tolerará "la anarquía en las calles de Estados Unidos". Trump acusa a Biden y a los demócratas de no querer actuar. 

El presidente aceptará oficialmente la nominación del Partido Republicano para un segundo mandato este jueves por la noche en un discurso muy esperado en la Casa Blanca. 

En un discurso en forma de acusación contra Trump, la senadora Kamala Harris, la primera compañera de fórmula afroestadounidense e india en la historia de Estados Unidos, pidió este jueves no confundir a los manifestantes pacíficos con los alborotadores. 

"Seamos claros, no dejaremos que estas milicias y extremistas descarrilen el tren de la justicia", dijo la exfiscal en Washington.