Escucha esta nota aquí

Joe Biden, favorito en Estados Unidos para competir contra el presidente Donald Trump en las elecciones de 2020, fue el centro de atención ayer en la segunda parte del debate demócrata, tras exponer la víspera la fractura del partido entre moderados y radicales.

Otros 10 precandidatos demócratas de la veintena que aspira a la Casa Blanca participaron anoche de la última noche del debate organizado por la cadena CNN en Detroit, Michigan, un estado “pendular” donde Trump ganó en 2016.

Biden, un centrista que lidera las encuestas con un 32,2%, intentó mostrar que está listo para dar la batalla después de un desempeño mediocre en el primer debate a finales de junio en Miami.

El exvicepresidente de Barack Obama tuvo como principal contrincante a una senadora negra: Kamala Harris (cuarta en los sondeos con 10,8%), quien hace un mes le hizo perder respaldo al confrontarlo sobre asuntos raciales. El martes Biden dominó las dos horas y media de discusión, con los dos senadores radicales que se disputan el segundo lugar, Bernie Sanders (16,2%) y Elizabeth Warren (14,3%), defendiendo sus propuestas moderadas.

Tags

Comentarios