Escucha esta nota aquí

Por RFI

Tras el espectacular desvío de un avión civil el domingo 23 de mayo por las autoridades bielorrusas y la detención del opositor Roman Protasévich, el activista y periodista apareció el lunes en la televisión estatal en un breve video. Se había empezado a rumorear sobre su salud que tenía problemas de corazón y que estaba en estado crítico en el hospital. Las autoridades de Minsk difundieron el vídeo para desmentir las informaciones.

El video dura sólo veintisiete segundos. Roman Protasévich está sentado en una mesa, frente a la cámara, parece cansado, agitando las manos, un paquete de cigarrillos y una caja de cerillas están colocados sobre la mesa.

"Hola, me llamo Roman Protasévich”, dijo el periodista en el video, un mensaje obtenido en cautiverio sin que se pueda establecer el grado de libertad con que lo decía. “Ayer fui detenido por el Ministerio del Interior en el aeropuerto nacional y actualmente me encuentro en el centro de detención número 1 de Minsk. No tengo problemas de salud, ni de corazón, ni de ninguna otra parte del cuerpo. El personal se comporta conmigo de forma muy correcta y respetuosa con la ley. Sigo cooperando con los investigadores y he confesado la organización de manifestaciones masivas”.

Según Svetlana Tijanóvskaia, la figura de la oposición en exilio, la confesión se obtuvo bajo coacción. En el pasado, las autoridades bielorrusas ya fueron acusadas de difundir confesiones de detenidos obtenidas bajo coacción.

En agosto pasado, Tijanóvskaia llamó en un video difundido por la prensa estatal a no manifestar, cuando Bielorrusia estaba en pleno movimiento histórico de protestas contra la reelección de Alexandre Lukashenko.

Otros opositores han señalado que Roman Protasévich tenía marcas en la frente y en la mejilla, lo que sugiere posibles malos tratos durante su arresto y detención.

Protasévich, exredactor en jefe del influyente medio opositor Nexta, está en una lista de personas implicadas en actividades terroristas y se enfrenta a la pena de muerte.

La oposición bielorrusa pide aumentar la presión contra el régimen

Tijanóvskaya llamó este martes a Washington y al G7 a aumentar la presión sobre el gobierno de Bielorrusia.

En una conversación telefónica con el consejero nacional de seguridad de Estados Unidos Jake Sullivan, Tijanóvskaya llamó a Washington a "aislar al régimen y a presionarlo con sanciones", tuiteó la opositora.

La candidata a la presidencial de agosto de 2020 también reclamó, en un mensaje publicado en Telegram, "la participación de las fuerzas democráticas bielorrusas" en la cumbre del G7 prevista del 11 al 13 de junio en el Reino Unido.

Asimismo, Tijanóvskaya reclamó la celebración "este verano [boreal] de una conferencia internacional de alto nivel para resolver la crisis en Bielorrusia", una antigua república soviética del este de Europa.

El lunes por la noche, los dirigentes de la Unión Europea (UE) cerraron su espacio aéreo a Bielorrusia y adoptaron nuevas sanciones contra el régimen de Minsk.

Estas nuevas sanciones se suman a las ya adoptadas por los países occidentales a raíz de la represión por parte de Lukashenko, en el poder desde 1994, de las manifestaciones de 2020 contra su reelección en unos comicios cuyo resultado la UE no reconoce.

Desde entonces, el régimen bielorruso, que cuenta con Rusia como aliado, aumentó la represión, encarcelando o forzando a exiliarse a sus detractores.

Con AFP

Comentarios