Escucha esta nota aquí

Por Clarín

El creador de Microsoft, Bill Gates, en una entrevista con la cadena estadounidense Sky News analizó el avance del Covid-19 en el mundo, tal cual ha hecho desde el inicio de la pandemia, donde entregó su visión sobre cuando la sociedad llegaría a un nivel de normalidad.

De acuerdo con Gates, esta fecha se sitúa a fines de 2022, aunque destaca que, si bien para ese momento la enfermedad no habrá desaparecido, sí se habrán reducido los casos a “números muy pequeños”.

"El mundo volverá por completo a la normalidad a finales de 2022, cuando haya un exceso de vacunas que haga posible que toda la sociedad esté inmunizada", declaró.

Bill Gates es una de las voces más autorizadas al hablar de coronavirus, ya que fue él mismo quien avisó hace unos años del peligro de una pandemia que, por desgracia, llegó en 2020 a todo el mundo.

El magnate empresarial considera que el alto índice en la difusión de las vacunas contra el coronavirus en los países más ricos, como Estados Unidos y el Reino Unido ayudará a liberar dosis para compartirlas con otros países.

“Algunos de los países más ricos, incluidos Estados Unidos y el Reino Unido, llegarán pronto a niveles altos de vacunación y eso dará paso a que se pueda comenzar a distribuir las vacunas en todo el mundo a fines del 2021 y en el 2022. Quizás no erradicaremos para ese momento esta enfermedad, pero podremos reducirla a números muy pequeños para el final del 2022”, expresó.

Por otra parte, el empresario se quejó porque mientras en algunos países con alto acceso a las vacunas se inmuniza a personas jóvenes, en los países en vías de desarrollo los adultos mayores aún esperan para recibir sus dosis.

“El hecho de que ahora estamos vacunando a personas de 30 años en Estados Unidos y en el Reino Unido y que no tenemos vacunados a todas las personas de 60 años en Brasil y Sudáfrica, no es justo, pero dentro de tres o cuatro meses, la asignación de vacunas llegará a todos los países que padecen la epidemia muy grave”, explicó.

Además, Gates enfatizó en la necesidad de que el mundo esté preparado para eventuales crisis de salud, lo que debe ser una máxima prioridad a futuro.

Por último, el empresario destacó la necesidad de estar preparados para futuras crisis sanitarias. "Como no hemos practicado, está claro que si entendemos las variantes y comprendemos la rapidez con la que se puede hacer el trabajo de regulación, cuando esto vuelva a ocurrir, podríamos ser mucho más inteligentes".

Y concluyó diciendo que los gobiernos "no invirtieron lo suficiente en este riesgo... así que espero que tengamos en cuenta que tenemos que invertir y estar preparados para la próxima pandemia".

Comentarios